¡Dios es nuestro juez!

0
41

Cuando nos sentimos defraudados, juzgados, criticados y acusado por personas que no imaginabas que actuarán de esta manera ¡qué difícil es! Una gran tristeza invade tu alma hasta lo más profundo de tu corazón. Hermano, hermana vaya a los brazos del padre celestial porque él tiene una forma especial y única para consolar. Pon tu queja delante del juez supremo y espera en Jehová porque él es el único que tiene el derecho de juzgar. Te digo hermano calla, calla, así como Moisés este gran siervo de Dios que nunca decía nada para vindicarse a sí mismo acuérdate que Jesús fue acusado, juzgado, criticado y todo lo soportó con mansedumbre y dignidad. Si te han calumniado no importa resiste, levántate y continúa. Cumple tu misión y engrandece la obra de Dios.

Dios desea que tengamos un corazón perdonador, lleno de piedad para con nuestros acusadores. Perdona con sinceridad así Dios te perdonara a ti y a mí. Tu causa está puesta ante los ojos del poderoso Jehová. Si te haya justo delante de su presencia el será tu defensa y te dirá serán vueltos atrás todos los que piensen mal de ti. Yo Jehová te libraré y mi gracia se derramará sobre ti.

Deja tus comentarios