Valora a cada persona y no menosprecies a nadie por ninguna razón

0
49

No discrimines, ni humilles, mucho menos ignores o manifiestes desdén a cualquier ser humano que encuentres en tu camino. Ni por raza, ni por edad, ni por sexo, ni por religión, ni por “estatus social” o afiliación política.

Te daré dos razones porque: Dios te pide que tu ames a tu prójimo.

La segunda razón: El tiempo pasa y las personas cambian, obviamente, de edad, pero también de religión, de afiliación política, de costumbres, etc.

Puede ser que esa persona a quien sin querer hiciste pasar un mal rato, te la encuentres caminando a tu lado en alguna etapa de los caminos de ambos.

Aunque no lo creas, suele suceder, y así se han perdido grandes oportunidades, al no saber valorar a quien tu miras hoy de una manera, pero al siguiente día la situación puede cambiar, y la tengas que mirar desde otro punto de vista.

Sonríe a todos, dar una oportunidad a todos.

La sabiduría no sirve para tenerla guardada en un cajón sino para ponerla por obra.

La sabiduría crece y crece conforme la vas acumulando y la vas aplicando a las situaciones de la vida, y así continúas creciendo más y más. Esto te va a servir no tan solo para una semana sino para toda la vida.

De nada sirve que pase una semana ardua de trabajo, aunado con fe e integridad, si no aprendes nada de todo lo que te sucedió en la semana.

Y si no encuentras sabiduría en cada situación, entonces tienes también cerca de ti la más grande fuente de sabiduría. La palabra de Dios.

Te recomiendo leas El Libro de Proverbios, Eclesiastés, Génesis, Éxodo, Isaías, Daniel, el Libro de Juan, La epístola a los Efesios, y en realidad deberías de leer toda la biblia, pero te estoy dejando estos libros dentro de la biblia para que empieces en tu jornada de aprendizaje y sabiduría.

Hermes Carbajal Escritor cristiano

Deja tus comentarios