El regreso de Cristo antes que su reino sea establecido.

117

El primer elemento y el más obvio, es la creencia de que el Señor Jesucristo regresará a esta tierra antes del establecimiento de su reino. Esto descarta la idea de que cualquier dominio presente de Cristo debe verse como el milenio. El reino milenario es un aspecto futuro del dominio de Cristo, el cual de repente surgirá con el regreso visible del Señor a este planeta. Este aspecto del reino, por consiguiente, no vendrá gradualmente durante un periodo extensivo de tiempo. Vendrá con el mismo Señor y no por esfuerzos humanos o por la iglesia.

Las dos resurrecciones

El premilenarismo dispensacional señala dos resurrecciones separadas por mil años. Apocalipsis 20:4-6 habla de aquellos que “vivieron y reinaron con Cristo mil años”. Luego sigue diciendo que “otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años”. Si los tomamos de un modo normal, estos versículos dicen que hay una gran resurrección antes que comience el reino milenario y otra gran resurrección al final del reino milenario. Este texto, interpretado de un modo normal y literal, enseña que ambas son resurrecciones corporales, físicas.

Sin embargo, muchos insisten en que la primera resurrección mencionada en (Apocalipsis 20) no se refiere a una resurrección corporal, sino a una espiritual; en otras palabras, se refiere a la generación del alma. Agustín fue el primero en sostener esta posición, seguido por aquellos que sostienen el amilenarismo y el postmilenarismo. Estas dos perspectivas adjudican el comienzo del reino milenario a la primera venida de Cristo. Pero dado que las Escrituras no dicen que se haya producido alguna resurrección corporal en la primera venida de Cristo, es necesario que estas posiciones hagan una alegorización de la primera resurrección de Apocalipsis 20, al hacer de esta una resurrección corporal, literal por dos razones.

Primero, se dice claramente que aquellos implicados en la primera resurrección son creyentes, y que su resurrección ocurre mucho después de su regeneración espiritual.

Segundo, el contexto de Apocalipsis 20 no da bases para hacer una distinción entre estas dos resurrecciones. La descripción de las dos resurrecciones es completamente paralela, y si el versículo 5 habla de resurrección corporal (la cual todos coincidimos que es el caso), entonces el versículo 4b debe estar hablando también de resurrección corporal. Alegorizar el texto bíblico y ver dos tipos completamente diferentes de resurrección aquí (sin ninguna evidencia exegética que lo respalde) es dejar la limitación precisa del lenguaje normal y llegar a una especie de exégesis donde existen pocas pautas.

Un reino actual en la tierra

Tercero, el premilenarismo dispensacional considera el reino milenario como un reino literal que existirá en esta tierra presente. Jesucristo será el supremo soberano sobre una tierra que será libre de la maldición edénica. Todos sus enemigos serán eliminados, incluso Satanás, y toda la creación reconocerá que Él es el Rey. Su reino se caracterizará por la paz y la justicia universal.

Paul. N. Benware. Profesor de la División de Estudios Bíblicos de Philadelphia Biblical University

Deja tus comentarios