¿Sabes que representaba ser un amigo para Cristo?

34

Cristo no era un extraño en la multitud, no se portaba como un “extraterrestre”, al contrario, le gustaba mezclarse e involucrarse con todas las clases de personas. Quería tanto tener amigos que preparó un complejo plan para ello. Construyó poco a poco una atmósfera interpersonal para que sus discípulos se tornasen no solamente alumnos o siervos, sino también sus amigos. No bastaba que lo admirasen, él quería que fuesen amigos. Los discípulos lo ponían en un pedestal inalcanzable pero Cristo quería entretejer su historia con la de ellos.

Para él los amigos poseían intimidad, conocían los secretos ocultos del corazón, intercambiaban experiencias existenciales. (Juan 15:15).

Dr. Augusto Cury

Deja tus comentarios