Se dio a conocer el primer país cristiano

742

Samoa es un Estado soberano de la Polinesia en Oceanía, formado por varias islas, siendo las principales Savai’i y Upolu. Fue parte de hasta 1962. Con un aproximado de 75% de la población declarándose evangélica y un 23% católica se conoce como el primer país cristiano.

El primer ministro Tuilaepa Malielegaoi, explicó que tras una invasión del Islam el gobierno está preocupado por los conflictos y las guerras religiosas que ocurren actualmente a un nivel mundial, resultando la formación de guerras civiles dentro de las naciones. Es por ello que el Parlamento de Samoa aprobó actualmente una ley que modifica la Constitución lo que trajo como beneficio que el país pasó a ser oficialmente un Estado cristiano. En la reunión parlamentaria acudieron 49 representantes del Parlamento y 43 votaron a favor de la propuesta.

Samoa ya tenía antecedentes al cristianismo en la Constitución, donde se afirmaba que la acción del gobierno debería estar dentro de los límites prescritos por los mandamientos de Dios y también que su sociedad es basada en principios cristianos.

Tiempo antes el primer artículo de su Constitución expresaba que “Samoa es fundada en

Términos parecidos son usados también ​​por Indonesia, de mayoría musulmana.

En la actualidad, el primer artículo del texto constitucional expresa: “Samoa es una nación cristiana, fundada en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo”, demostrando un entendimiento en su totalidad cristiano de Dios, sin margen para la interpretación de otros grupos religiosos, gobierno o judiciario.

Curiosamente, ni la Ley Fundamental del Estado de la Ciudad del Vaticano, considerada la Constitución del Vaticano, declara la ciudad-Estado una nación cristiana.

El Islam prohibido

Pastor Ma’auga Motu quien se desempeña como Secretario General del Consejo de Iglesias de Samoa, está usando este argumento para pedir que el Islam sea prohibido.

Me maneja un registro del censo de 2001 que  indica que hay unos 50 musulmanes en el país, representando el 0,03% de la población. Todos frecuentan la única mezquita edificada en las islas.

Siendo otro aspecto que llama la atención es que, con esa alteración constitucional, los líderes samoanos quieren evitar que presiones externas introduzcan cambios significativos en la sociedad local.

Deja tus comentarios