¿Será cierto que Josué mando al sol a que se detuviera?

171

El sol solamente pareció detenerse. Pudo haber sido el efecto de un espejismo sobrenatural o de la refracción de la luz solar en el ocaso. Todo el mundo ha observado el fenómeno de la refracción de la luz al ponerse el sol, y parece que éste retardara su caída, pero en realidad es la refracción de su luz en las capas atmosféricas.

Lo que pidió Josué no fue que se detuviera el sol, sino que dejara de brillar fuertemente; una petición de alivio, para que disminuyera el color del sol. Josué ordenó que el sol permaneciera “silencioso”, según una interpretación posible del hebreo. Dios contestó su oración enviando una tormenta de granizo que alivió a los israelitas y a la vez destruyó a sus enemigos.

Deja tus comentarios