Sorprendidos por Dios

161

Por acá compartimos con ustedes una reflexión que no enseña a confiar en Dios y obedecer su palabra por muy absurda que nos parezca, recordemos que él nos ama y quiere lo mejor para cada uno de nosotros. ¡Recuerda que podemos ser sorprendidos por Dios!.

Deja tus comentarios