Tres propósitos para el matrimonio 2da parte

215

Segundo propósito para el Matrimonio
Es el complementarse el uno con el otro Gn 2:18

Es compañerismo. Esto indica que uno solo está incompleto.

Dios dice “No es bueno estar solo” Imagínese a Adán solo en el huerto, el huerto era hermoso, él tenía un trabajo perfecto, un Jefe perfecto y vacaciones perfectas. Buen ambiente, buena temperatura, nada en lo material que le pudiera faltar, Adán lo tenía todo. Pero a pesar de todo esto Dios, no Adán, es el que dice no es bueno.

No estoy diciendo que Dios hizo algo que no era bueno, lo que estoy diciendo es que Dios hizo algo que estaba aún incompleto. Es por ello que Dios dice “le hare ayuda idónea”  Imagínese a Adán nombrando algunos miles de animales. Adán comenzó a darse cuenta de que estaba solo.  Dios le saco una costilla y de ella hizo una mujer, la perfecta para él. Dios la tomo y la trajo a Adán. Nosotros en Español perdemos el sentido, pero en el idioma hebreo, nos habla de que Adán la tomo estando muy emocionado. Dios trajo a Eva para completar a Adán. Fue Dios que dijo, no es bueno que el hombre este solo, fue el que nos hizo para que nos relacionáramos con El y con otra persona. Esto quiere decir que dios creo a Adán con una necesidad que solo puede ser llenada por alguien del sexo opuesto y para ello es necesario establecer una relación matrimonial conforme los preceptos de Dios. Ayuda idónea en el Hebreo significa, quien curaría su soledad, eso significa que usted hombre está enfermo, incompleto y necesita cura. Un Profesor de Harvard en un estudio muy serio que con respecto al matrimonio hizo, dijo que el hombre sin casarse es un bestia, Al casarse continua siendo la misma bestia, pero ahora esta domesticada. (Sino es así visite el cuarto de un hombre soltero) Pero cuando se casa dicho hombre se civiliza.

No obstante el liderato espiritual en la relación del matrimonio corresponde al hombre y no a la mujer. El hombre que toma el liderato espiritual aunque no se de cuenta está tomando el liderato en su matrimonio que es lo que Dio espera que ocurra.
Procrear una familia para Dios

Salm 127 y Salm 128 nos habla de que los hijos son una bendición.

 A través de la familia, Dios nos quita el egoísmo.

Llega el tiempo donde usted  va quitando la atención de usted y necesariamente tiene que dársela a los hijos.

Deja tus comentarios