Una buena razón para compartir con la familia

99

La familia en muchos años atrás se definía como un conjunto de personas que compartían el mismo ADN. Al pasar los años, estudios nos revelan que el hecho de compartir la misma sangre, muchas familias no se sienten a gusto con su propia y verdadera familia, es más, un estudio que se hizo años atrás, relataba que la mayoría de las personas de la generación de 1.970 perdió el origen de lo que es compartir  en familia, ya que las nueva era enfrento unas oportunidades económicas retantes, donde trabajar se convirtió y se ha convertido en la prioridad número uno por encima del tiempo en familia.

Las tradiciones y actividades que la generación de antes hacía, es más, las encuestas demuestran que la mayoría de las personas de hoy en día tienen un amigo o una amiga que aman más que a su propia familia. ¿Qué significa eso? Que sino abrimos nuestros ojos y no analizamos bien nuestro entorno nosotros mismo podríamos estar cometiendo el mismo error y finalizar nuestra jornada aquí en la tierra, solos y divididos entre familia ya que nos preocupamos en otras responsabilidades y nos olvidamos de recrearnos entre familia.

El aprender a disfrutar la vida juntos, no es tan solo un tiempo rico, sino que es un tiempo saludable. Una familia que se ama no solo disfruta la vida sino que cumple con una parte importante de su asignación divina, analiza esto mi amado lector, tu trabajo lo escogiste tú, pero la familia te la escogió Dios, por tanto este verano es el tiempo para disfrutar en familia de una forma que puedan hacer un patrón para todo el año, ya sea correr bicicleta, correr en la playa o nadar en los manantiales o piscinas de tu preferencia. Recuerda que Dios no hizo primero el hombre y después la naturaleza. Él hizo la naturaleza, los animales y después el hombre. ¿Qué significa eso? Que Dios hizo nuestra provisión antes de que la necesitáramos. No importa cuánto dinero tú tengas para gastar, lo importante es disfrutar lo que tienes.

Pastor Javier Palmer     

Deja tus comentarios