Una condición no es un impedimento. 2da parte

39

En mi condición precaria, ligado a una cama 24 horas al día, con un chaleco con barras y tornillos que incrustaban mí cráneo para inmovilizarlo, no podía hacer prácticamente nada. Un día, pensando qué pudiera yo hacer, me vino a la mente a leer. ¿Qué pudiera yo leer? Se me ocurrió la Biblia. Mientras más leía, más me interesaba. El conocimiento de Dios que estaba adquiriendo, comenzó a obrar un cambio en mi interior. El conocimiento de Dios y su palabra ha llegado a ser tan importante para mí, que no cambiaría un solo día en mi silla de ruedas con ese conocimiento por todos los años anteriores al accidente sin ese conocimiento.

La torpeza de lengua, la condición de Moisés no fue impedimento para Dios usarlo para entrar al pueblo israelita de la esclavitud egipcia (Éxodo 4:10-12) frecuentes enfermedades la condición de Timoteo, no fue impedimento para Dios usarlo en la obra misionera con el apóstol  y ser Pastor de la iglesia en Éfeso (1 Timoteo 5:23).

La enfermedad terrible, perdida familiar y material, la condición de Job, no fue impedimento sino la experiencia que lo llevó a un conocimiento más profundo de Dios   (Job 42:1-6). La cuadriplejia de Joni Eareckson, toda no ha sido impedimento para Dios, usarla como directora de una gran organización con programas de radio y televisión, dando conferencias y supliendo para las necesidades de impedidos en muchas naciones.

¿Cuál es tu condición? ¿Es física? ¿Emocional? Recuerda, nada es impedimento para Dios usarte en lo simple o en lo grande “Todo lo puedo en Cristo de me fortalece”     (Filipenses 4:13).

Adnel Peña        

Deja tus comentarios