¿Sabías que la Biblia prevenía la peste del coronavirus?

En este momento de pandemia surgen muchas preguntas acerca de que si Dios nos sacará de esto o por qué esto ha llegado a todo el mundo. Asimismo respondemos a la curiosidad de si ¿Sabías que la Biblia prevenía la peste del coronavirus?

¿Sabías que la Biblia prevenía la peste del coronavirus?
¿Sabías que la Biblia prevenía la peste del coronavirus?

Uno de los deseos de Dios ademas del que vivamos para él y seamos salvos, es que podamos obedecer cada uno de los mandamientos que se encuentran establecidas en la biblia. No obstante, una de las principales enseñanzas del nuevo creyente es «La Obediencia».

Ciertamente, conocemos que Dios es nuestra máxima autoridad y que si nos sujetamos a cada uno de sus estatutos, nuestra vida será llena de bendiciones. En otro caso, la desobediencia nos alejarán totalmente de las bendiciones.

Según un estudioso, el Pentateuco bíblico (los primeros 5 libros de la biblia) mantienen 613 mandamientos; de los cuales conocemos al estudiar cada vez su palabra.

Entre tantos estatutos, podemos llegar a no conocerlos en su totalidad; sin embargo, entre estos se encuentra uno muy importante en referencia a lo que está pasando con lo del coronavirus hoy en día y es Levítico 11:13-19.

CORONAVIRUS: Punto de vista bíblico

De acuerdo al punto bíblico, Dios habló acerca de aquellas aves de las cuales su pueblo no debía comer.

Actualmente, las en diversidad de culturas a lo largo de la humanidad has buscando las estrategias de «mejorar» sus gastronomía realizando platos con animales que no son muy bien vistos con un «alimento».

De otro modo, esto no resulta del todo bien, ya que ciertas criaturas son dañinas para nuestro organismo.

En Levítico 11:19 menciona ciertos animales que no deben ser ingeridos, «La cigüeña, la garza según su especie, la abubilla y el murciélago». En otras palabras observamos que el murciélago está está estrictamente prohibido.

De acuerdo a los estudios que se han realizado de acerca de dónde proviene el Covid-19, existen las especulaciones de que la causa de la pandemia se debe a este animal.

Al ponerse en contexto el tema del murciélago con Levítico 11:19 y lo escrito en Levítico 26:14-46; donde Dios nos muestra las consecuencias de la desobediencia, todo podría cobrar un poco más de sentido.

¿El Coronavirus como una señal del fin?

También, es cierto que el origen de la pandemia puede verse relacionado con una señal antes del fin que se refleja en Mateo 24:7 cuando dice: «Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares».

Bien es cierto que Dios es muy claro de acuerdo a lo que nos puede suceder si no obedecemos a su palabra.

Una información proporcionada por expertos, afirma que los murciélagos trasmiten enfermedades infecciosas a los seres humanos; tales como el sarampión, la gripe, las paperas, encefalitis y neumonía.

Aunque todos los animales son creación de Dios, y fue Él quien nos dio a algunas especies para comer, entre esos no se encuentra este mamífero de pequeño tamaño.

«Justo eres tú, oh Jehová, Y rectos tus juicios»; Salmos 119:137. Dios es justo en todos los ámbitos y podemos estar seguros de que todo lo que Él hace tiene una razón.

Obedecer a la palabra de Dios no solo nos garantiza que ello traerá consigo bendición, sino que también nos hará entender que su voluntad siempre será mejor que la nuestra y que Él siempre querrá lo mejor para sus hijos.