CHINA: Fuertes prohibiciones y castigos a quienes imprimen materiales religiosos

China ha impuesto límites a la adquisición de materiales religiosos aplicando multas y amenazando con cerrar o inclusive arrestar a las imprentas por reproducir y vender libros cristianos. Además, pueden ser acusados por permitir a los clientes realizar copias de materiales religiosos, incluyendo cartas de citación.

CHINA: Fuertes prohibiciones y castigos a quienes imprimen materiales religiosos
CHINA: Fuertes prohibiciones y castigos a quienes imprimen materiales religiosos

Según Bitter Winter, quien analiza las violaciones de derechos cometidas por el régimen comunista chino; este mes los funcionarios del Partido Comunista en Luoyang, una ciudad en el territorio focal de Henan, examinaron una imprenta cercana en busca de materiales religiosos prohibidos.

«Cualquier contenido religioso hace que el tema sea político, no religioso. Aunque las pancartas en las calles dicen que la gente tiene creencias religiosas, la única fe que pueden practicar libremente es la del Partido Comunista»; dijo el gerente de una tienda a Bitter Winter.

Estás inspecciones consideradas «muy estrictas», el director anunció que ya no publicará materiales restringidos. Manifestó que los miembros del Partido Comunista han examinado todos los registros en busca de posibles materiales religiosos para castigarlo.

«Revisaron mi almacén, examinaron todos los registros, e incluso examinaron las hojas de papel del suelo para ver si tenían contenido prohibido»; dijo el gerente.

«Si se encuentra alguno de estos contenidos, seré multado o, peor aún; mi negocio será cerrado»; añadió.

Un trabajador de otra imprenta en Luoyang dijo que la prohibición de materiales ilegales estrictos también incluye a la copia de música. Los individuos que imprimen materiales religiosos se enfrentan a repercusiones brutales, incluyendo multas y, de vez en cuando, detención.

«No trato de hacer duplicados de dos hojas con canciones estrictas para exámenes exigentes»; dijo el trabajador.

«Se me ha aconsejado que informe de cualquier individuo que duplique materiales restringidos»; concluyó.