CHINA: Policías ingresaron arbitrariamente a una iglesia en medio de un culto

Medios de comunicación internacionales informaron que durante el 15 de noviembre, las autoridades chinas ingresaron arbitrariamente a una iglesia de Taiyuan, en la provincia de Shanxi, en medio de un culto.

CHINA: Policías ingresaron arbitrariamente a una iglesia en medio de un culto
CHINA: Policías ingresaron arbitrariamente a una iglesia en medio de un culto

Según International Christian Concern (ICC), afirma que cuando eran cerca de las 9:20 a.m., un grupo de oficiales de la oficina de seguridad pública, la oficina de asuntos étnicos y religiosos, el ministerio de asuntos civiles y la estación de policía invadió la iglesia de Xuncheng mientras el servicio estaba llevándose a cabo.

El comandante de seguridad pública se dirigió directo al púlpito y confiscó el celular del pastor antes de exigir que Zhang Chenghao fuera con ellos.

El comandante de la operación pidió entonces al predicador, An Yankui, que fuera con ellos, a lo que An respondió: “Estamos en medio de nuestra adoración; esperad hasta que nuestro servicio termine”. A lo que el equipo de trabajo obedeció.

Posteriormente del servicio, el comandante y el personal de la oficina de asuntos étnicos y religiosos cuestionaron las calificaciones de An como predicador. Se preguntaban si sus credenciales fueron aprobadas por el estado y si la reunión fue registrada por el gobierno.

No existe una orden judicial

Disgustado con sus respuestas, el grupo de trabajo exigió llevarse a An. Por su parte, los fieles pidieron documentos legales apropiados para sus acciones, a los que el equipo sólo mostró una advertencia para disolver la oficina de asuntos religiosos en lugar de una orden de arresto. Tampoco mostraron una carta de citación y afirmaron que lo hacían verbalmente.

Pese al fallido proceso legal, las autoridades todavía colocaron el aviso de disolución en la puerta de la iglesia, impidieron que la gente grabara el incidente y confiscaron los teléfonos celulares de los miembros. También registraron la información personal de todos y confiscaron Biblias, himnos y capas de coro.

Aproximadamente a de la 1pm, junto con su pastor y su esposa, otros cinco cristianos fueron llevados a la estación de policía de Pingyang Road para ser interrogados.

La policía trató de influirlos a revelar información desfavorable sobre su iglesia. Se les pidió que proporcionaran las contraseñas de sus teléfonos móviles. En respuesta a la resistencia, los cristianos arrestados fueron esposados y transportados a otra instalación policial. En el proceso, la hermana Zhang Xiao-ai, que estaba de guardia en la entrada, también fue tomada.

Obligados a usar uniformes de prisioneros

Para cuando eran las 3:00p.m., los cristianos fueron obligados a usar uniformes de prisión. Después fueron esposados en una sala de detención. Luego de 18 horas pudieron volver a ponerse la ropa. Los creyentes no fueron liberados hasta alrededor de las 9:30.

De acuerdo a información de China Aid, la Iglesia Xuancheng fue fundada por la Iglesia de la Alianza de la Lluvia Temprana (ERCC) en Chengdu. El predicador An Yankui se graduó del seminario fundado por la ERCC y está bajo la influencia de la Teología Reformada y el pastor Wang Yi de la ERCC, quien ha estado en prisión desde diciembre de 2018.

Por su parte, Gina Goh, Gerente Regional de la CPI para el Sudeste de Asia, expresó: “Hoy en día, cuando cualquier religión en China tiene que someterse al control del Partido Comunista Chino (PCC) y del Presidente Xi Jinping, ya no es una sorpresa que una iglesia doméstica sea vista como enemiga del estado y sea suprimida. La ceguera de China ante la violación de la libertad religiosa debe ser expuesta continuamente para que Pekín sepa que no puede”.