Es asesinada una misionera evangélica suiza a manos de extremistas islámicos en Malí

Medios internacionales dieron a conocer el asesinato de una misionera evangélica de origen suizo que fue secuestrada por extremistas islámicos en Malí desde enero de 2016. La víctima fue ejecutada hace un mes según relata una compañera que también estuvo cautiva.

Es asesinada una misionera evangélica suiza a manos de extremistas islámicos en Malí
Es asesinada una misionera evangélica suiza a manos de extremistas islámicos en Malí

Se trata de la misionera Beatrice Stockli, de 59 años de edad, quien perdió la vida a tiros  a manos de extremistas radicales después de que se negó a moverse con sus captores en el Sahara.

Detalles de la muerte 

Según su compañera también cautiva Sophie Pétronin, que fue liberada a principios de este mes, explicó a detalle el fallecimiento de Stockli a los funcionarios franceses que suministraron la información a las autoridades del gobierno suizo.

Pétronin, entre otros aspectos expresó que luego de que Beatrice se negó a moverse, los extremistas la arrastraron afuera y luego se escuchó un disparo, según EN24 News.

“Con gran tristeza me enteré de la muerte de nuestra conciudadana. Condeno este acto cruel y expreso mi más sentido pésame a los familiares”, indicó el consejero federal de Suiza, Ignazio Cassis, en un comunicado enviado al Departamento Federal de Relaciones Exteriores de Suiza. (FDFA).

El gobierno suizo, bajo la dirección de la FDFA, mantienen una investigación en curso para indagar más sobre las circunstancias detrás del asesinato de la misionera y el paradero de sus restos, esto, según un comunicado publicado en el sitio web de la agencia.

“Suiza hará todo lo posible para preservar los restos del rehén suizo. Con este fin, el FDFA también se acercará al gobierno de transición en Mali”, explicó la agencia.

Testimonios de personas cercanas a la misionera

Por su parte World Watch Monitor comunicó que Beatrice se instaló en Tombuctú en el año 2000, trabajando para una iglesia suiza, antes de emprender a laborar sola, sin admisión a ninguna iglesia.

También una pastora de la iglesia de Malí le comentó al Monitor que llevaba una vida austera en Abaradjou, un distrito de Tombuctú que era concurrido por grupos yihadistas armados.

Beatrice fue descrita como sociable, especialmente entre mujeres y niños, y solía vender flores y repartir material cristiano.

La misionera fue secuestrada de su casa el 8 de enero de 2016 por hombres armados en cuatro camionetas. Un mes más tarde, un orador disfrazado con acento británico se imputó la responsabilidad del secuestro de Stockli en nombre de Al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Persecución cristiana en Mali

Los cristianos evangélicos son minoría en Malí. Desde 2012, los extremistas islámicos han mandado en la parte norte de la nación, prohibiendo la práctica de otras religiones y profanando y saqueando iglesias y otros lugares de culto, según World Watch Monitor.

Cabe señalar que Malí se ubica en el número 29 en la Lista Mundial de Vigilancia de Puertas Abiertas donde es más peligroso ser evangélico.