Iglesia que se salvó de la explosión de Beirut se encuentra restaurando vidas

Creyentes de una Iglesia que lograron salvarse de la explosión en la ciudad de Beirut actualmente se encuentran restaurando vidas; pues un líder evangélico libanés afirma que después de salir ilesos ante la explosión el pasado mes agosto, el Señor continua obrando milagros en la  ciudad que quedó en ruinas.

Iglesia que se salvó de la explosión de Beirut se encuentra restaurando vidas
Iglesia que se salvó de la explosión de Beirut se encuentra restaurando vidas

Se trata del pastor Said Deeb of Life Center Church en Beirut quien días después de la explosión indicó que sobrevivió debido a una corazonada del Espíritu Santo.

Deeb, señala que antes de la explosión lo invadió una sensación inquietante y decidió comunicar a la congregación que se fueran a casa.

“Les dije a todos, Vayan a casa, vayan a casa, simplemente cierren el Centro”, dijo el pastor.

“Era como si el Espíritu Santo estuviera diciendo: ¡Vayan! ¡Vamos! ¡Vamos! ¡Vamos! Entonces, estaba diciendo que todos se fueran a casa, apagaran las computadoras, los obligaba a irse, los estaba obligando”, agregó.

“Ellos pensaban que había perdido la cabeza, pero no lo sabían y yo no sabía que era el impulso del Espíritu Santo”, continuo.

La decisión salvó a muchas personas

Tal decisión por parte del líder evangelistas salvó innumerables vidas; pues no pasó mucho de que una explosión masiva azotó a Beirut, acabando con la vida de 200 personas e hiriendo a más de 6.500.

El edificio de Life Center Church, que está a solo una milla del epicentro de la explosión, sufrió grandes daños. Nadie resultó herido excepto un guardia de seguridad.

“Todo lo que construí en 12 años; Lo vi destrozado en el suelo. Todos los techos en el suelo, todas las lámparas, todos los cuadros, todo. Todas las puertas, puertas sin marcos”, detalló el líder evangélico.

Actualmente los jóvenes de la iglesia y los vecinos vinieron para ayudar a limpiar los escombros y proteger el edificio de los saqueadores. Al día de hoy después de mucho trabajo, gran parte de la iglesia parece nueva. Los vidrios rotos se han ido, las puertas nuevas se colocan en sus bisagras y los techos están nuevamente en su lugar.

El pastor Deeb indica que Dios lo protegió y ahora está usando su ministerio para obrar milagros en las vidas de los que sufren en Beirut.

“Ahora estamos tratando de llegar a las familias que nos rodean que perdieron sus trabajos, perdieron sus hogares, perdieron la esperanza. Es imposible sobrevivir sin esperanza”, dijo a Mission Field Media.

Personas quedaron sin hogar

Al menos 300.000 personas quedaron sin hogar tras la explosión, sumándose a una crisis económica, disfunción política y la pandemia por COVID-19.

La Life Center Church está entregando alimentos reparando hogares y pagando el alquiler de las personas en extrema pobreza.

“Estamos dando un poco de esperanza y creo que esta esperanza iluminará su fe y un día esta fe les dará el milagro que necesitan”, señaló el pastor Deeb.

“Muchas gracias por orar por el Líbano, orar por la iglesia aquí. Gracias por el cuerpo de Cristo en todo el mundo”, continúo.

“Sigan orando por el Líbano. Creo que vendrá el milagro y vendrá el gran avance. Tengo esta fe. Por eso me quedo en el Líbano”, finalizó el pastor.