Médico condenado por evitar un aborto en Argentina podrá seguir ejerciendo su profesión

El profesional de la medicina fue suspendido por evitar el aborto de un bebé prenatal y salvar también a la madre en Argentina. Actualmente se le concedió ejercer la medicina privada ya que su inhabilitación, sólo afecta a la medicina pública.

Noticias Cristianas - Médico condenado por evitar un aborto en Argentina podrá seguir ejerciendo su profesión
Médico condenado por evitar un aborto en Argentina podrá seguir ejerciendo su profesión

Durante Noviembre de 2020 el Ministerio de Salud de Entre Ríos quitó la licencia al doctor Leandro Rodríguez Lastra que, para ese entonces, había abierto un consultorio privado en el municipio de Gualeguaychú.

Tal deshabilitación había seguido a la sentencia del Tribunal de Río Negro, que condenó al médico a un año y dos meses de prisión en suspenso, y a dos años y cuatro meses de inhabilitación para ejercer su profesión al área pública.

Por su parte la defensa del médico apeló la sentencia judicial. Conjuntamente, en diciembre de 2020 presentó un recurso ante el ministerio, que obtuvo una respuesta favorable.

Mostró agradecimiento

Por medio de un  videomensaje en su cuenta de twitter, Rodríguez Lastra agradeció este 24 de febrero a todos los que lo han “ayudado de una u otra manera”. “El camino es este, respetando y haciendo respetar el derecho de todos”, destacó.

La resolución del 11 de febrero del ministerio indica que “la condena de prisión e inhabilitación (del tribunal) no se encuentra firme y consentida”, por lo que queda sin efecto de oficio, la medida cautelar” contra Rodríguez Lastra.

Damián Torres, uno de los defensores de Rodríguez, precisó a ACI prensa que aún si la sentencia del tribunal se corrobora, el médico solo podría quedar inhabilitado para ejercer la medicina en un cargo público, no así en el sector privado, donde podría seguir con su profesión.

Origen del caso

El ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra fue condenado por evitar un aborto en 2017, que salvó la vida de la madre y de su hijo de 23 semanas de gestación. En abril de 2017, la joven madre de 19 años de edad llegó con fuertes dolores al Hospital Pedro Moguillansky de la ciudad de Cipolleti, luego de haber ingerido misoprostol administrado por la organización La Revuelta para intentar un aborto clandestino.

Rodríguez que estaba como médico de turno, intercedió cuando la paciente llegó con riesgo de muerte, con más de cinco meses de embarazo. El bebé pesaba unos 500 gramos. El ginecólogo no ejecutó el aborto porque, conjuntamente de terminar con la vida del niño, ponía en riesgo a la madre.

El medico estabilizó a la madre y cuando el bebé cumplió siete meses y medio de gestación, la junta médica dispuso que diera a luz por cesárea. Posteriormente, el recién nacido se dio en adopción.

Defensora proaborto denunció al médico  

La defensora, Marta Milesi defensora del protocolo de aborto no punible y en ese entonces diputada por la provincia de Río Negro, fue quien denunció al médico. Durante el juicio, en septiembre de 2019, el fiscal Santiago Márquez Gauna culpó al médico de poner su voluntad “por encima de la voluntad de la paciente” y de faltar a la ley. “No le pidió su consentimiento para hacer todo lo que hizo” e impidió un aborto ya iniciado, expresó.

Conjuntamente, lo culpó de dejar en la mujer una cicatriz de la cesárea practicada que “le va a recordar toda su vida el calvario que tuvo que pasar”.

Posteriormente el Tribunal de Río Negro declaró que Rodríguez Lastra era culpable de haber violado sus deberes de funcionario público.

El juez Álvaro Meynet argumentó que el médico llevó adelante una maniobra dilatoria y que, al no estar inscrito en el registro de objetores de conciencia, estaba obligado por ley a llevar a cabo el aborto.

Facebook Comments Box