Miles de ciudadanos resultaron multados tras efectuar una marcha ultraortodoxa ignorando las normas sanitarias

Autoridades de la policía israelí multaron durante este domingo 11 de octubre a miles de ciudadanos; esto, tras ignorar las normas sanitarias contra el COVID-19 en una marcha ultraortodoxa.

Noticias Cristianas - Miles de ciudadanos resultaron multados tras efectuar una marcha ultraortodoxa ignorando las normas sanitarias
Miles de ciudadanos resultaron multados tras efectuar una marcha ultraortodoxa ignorando las normas sanitarias

Los asistentes al evento ignoraron tanto el distanciamiento social, como las normas estrictas durante las concentraciones de la marcha para conmemorar la festividad de Simhat Torá en Jerusalén y otras zonas de la nación.

También la policía logró identificar y multar a cuatro pacientes con COVID-19 en una sinagoga de Jerusalén, y ha detenido a dos más en un retén en los alrededores de la ciudad.

Cabe destacar que la gran mayoría de los judíos ultraortodoxos en Israel, respetan las reglas estrictas establecidas por el gobierno. Sin embargo, existe una minoría que las ignora en su totalidad aunque los contagios están acrecentándose en sus localidades.

Más ciudadanos arrestados

Conjuntamente se dio a conocer que al menos 4 personas han sido arrestadas en las últimas horas, en medio de una nueva protesta contra el primer ministro de la nación Benjamin Netanyahu, en Tel Aviv. 

No obstante, la policía consintió que permaneciera la marcha, que emprendió luego del atardecer en la plaza Habima en el centro de Tel Aviv.

Por su parte, el movimiento Black Flags, uno de los grupos detrás de las protestas, ha sostenido que el llamado reunió a más de 100.000 israelíes que se manifestaron en unas 1.200 zonas de toda la nación contra el primer ministro Netanyahu, a quien en reiteradas oportunidades le han exigido que renuncie hasta que quede demostrada su “inocencia” en un juicio por corrupción.

Indignados por el gobierno

Los manifestantes han dejado claro su descontento por la gestión del gobierno ante una segunda ola de COVID-19 en Israel. La enfermedad actualmente se ha cobrado la vida de al menos 1.941 ciudadanos, y unas 250.000 personas se han contagiado en todo el territorio de la nación.

El primer ministro afirma estar dispuesto a discutir este domingo el levantamiento gradual de las restricciones.