Musulmanes en Asia permitieron 33.000 matrimonios infantiles de enero a junio de 2020

Miles de niñas en toda Asia son obligadas a contraer matrimonio, fundamentalmente con musulmanes, impulsadas por familias desesperadas por la pobreza extrema “debido” a la pandemia de COVID-19. En Indonesia al menos 33.000 matrimonios fueron aprobados por musulmanes.

Noticias Cristianas - Musulmanes en Asia permitieron 33.000 matrimonios infantiles de enero a junio de 2020
Musulmanes en Asia permitieron 33.000 matrimonios infantiles de enero a junio de 2020

De acuerdo a lo señalado por los expertos, se considera que es como un fenómeno en constante desarrollo, que corre el riesgo de devastar años de progreso en la batalla contra esta práctica propagada y nociva para los derechos de las niñas.

Obligados a casarse

Se dio a conocer que miles de menores han sido obligados a casarse sólo en los últimos meses. Las novias infantiles se han arraigado en muchas comunidades tradicionales del continente, desde Indonesia hasta la India, desde el Pakistán hasta Vietnam.

Por su parte Indonesia es una de las naciones del mundo con una de las tasas más altas de matrimonios precoces, según señala la UNICEF; el gobierno de Yakarta ha aumentado la edad mínima de 16 a 19 años para ambos sexos intentando detener el problema.

Los permisos otorgados por los tribunales religiosos locales acaban anulando la norma. El Ministerio para el Desarrollo de la Mujer y la Protección del Niño de Yakarta expresó que las jurisdicciones islámicas del archipiélago dieron luz verde a más de 33.000 matrimonios de niños entre enero y junio de 2020; una cifra muy superior al total de 22.000 concedidos el año anterior.

Dificultades económicas

Durante los últimos años, las cifras han bajado gracias a la labor de los gobiernos, las organizaciones y asociaciones internacionales, incluidos los niños, para concienciar y suscitar la educación.

Tales mejoras corren el riesgo de ser frustradas por el impacto del COVID-19, que ya ha originado pérdidas grandes de empleo.

Las dificultades económicas, agravada por el acrecentamiento del desempleo, lleva a los padres a casar a sus hijos principalmente a las niñas calmando el costo de vida y el presupuesto familiar.

Shipra Jha, directora en Asia de la ONG femenina Girls Not Brides, ratifica que “todos los logros que hemos alcanzado en el último decenio están sufriendo gradualmente”.

“El matrimonio prematuro continúa y los derechos de la mujer tiene sus raíces en las desigualdades de género y en las estructuras patriarcales. Esto es lo que pasó, e incluso empeoró, en la era Covid-19”, agregó Jha.

Otras causas del matrimonio prematuro

La pobreza, la falta de educación y la inseguridad son la causa de los matrimonios prematuros ya en épocas de estabilidad; las dificultades como la actual  por causa de una pandemia, acaban por agravar aún más el problema.

Las Naciones Unidas, señalan que alrededor de 12 millones de chicas en todo el mundo se casan cada año antes de cumplir los 18 años.

Es necesario adoptar medidas urgentes y fuertes para frenar el catastrófico impacto económico y social del COVID-19, de no ser así, en el próximo decenio podrían agregarse otras 13 millones de niñas a las apreciaciones actuales.