Musulmanes extremistas golpearon brutalmente a un niño en Egipto

Un grupo de jóvenes musulmanes golpearon brutalmente a un niño cristiano después de tener una disputa en una boda en un pueblo cercano en Dabous, Egipto.

Noticias Cristianas - Musulmanes extremistas golpearon brutalmente a un niño en Egipto
Musulmanes extremistas golpearon brutalmente a un niño en Egipto

El sitio web International Christian Concern informó que el 5 de octubre se propició  un brutal ataque contra un niño y un grupo de personas a manos de musulmanes extremistas.

“La causa de la historia es que dos musulmanes que no pertenecen a nuestra aldea golpearon a un joven copto. Los hombres coptos no aceptaron eso. El enfrentamiento se volvió violento y resultó en que los musulmanes sufrieran heridas”, declaró una mujer que presencio la reacción de los cristianos ante lo que sucedió.

El acontecimiento tuvo lugar el lunes, cuando un musulmán furioso agredió un cristiano copto y a su hijo con una manguera, mientras se trasladaban en una moto, donde los dos además se cayeron; posteriormente, un grupo estaba golpeándolos.

Asimismo, dañaron varias ventanas de algunas casas de la localidad.

Testigos que presenciaron los altercados

“El ataque comenzó con una mujer musulmana gritando. Los extremistas atacaron las casas de los coptos, aunque había cuerpos de seguridad cuyo trabajo es proteger la iglesia. No llamaron a la policía, pero sí lo hicieron los coptos. Luego vino la policía y los extremistas escaparon a las granjas y al pasto”, indicó otro testigo, según Persecution.org.

“Este era un automóvil dañado que pertenece a un hombre copto. Los musulmanes sugirieron hacer una reunión de reconciliación y arreglarán todos los daños. Ahora mi padre ha ido a la comisaría para seguir la situación, pero yo me quedaré en casa. Son traidores y traidores”, añadió.

Ataques injustos

Por su parte el sacerdote Nashed Sadul, consideró el ataque como injustificado y también  pide que se trabaje a fin de que no vuelva a ocurrir un incidente como el señalado.

“Este fue un ataque injustificado. Estamos en contacto con los oficiales de investigación y fiscalía. Queremos que agentes sabios trabajen en este caso, para que no permitan que ninguna de las partes levante violencia aquí”, expresó.

“No podemos olvidar que este incidente comenzó porque los adultos cristianos defendieron a un niño pequeño de la violencia de los hombres musulmanes. El posterior ataque de la multitud contra hogares cristianos envía el mensaje claro de que los cristianos deben permanecer en silencio cuando presencian abusos. Las autoridades no deben aceptar el hecho de que un niño o una comunidad se dirijan a ellos por su identidad compartida”, indicó Claire Evans, Gerente Regional de ICC para el Medio Oriente.

“Instamos a los funcionarios locales a que responsabilicen a quienes planearon y participaron en la mafia, así como a quienes facilitaron el abuso del niño antes del incidente del lunes”, concluyó.