Nuevo primer ministro de Sri Lanka constituye la peor amenaza para los cristianos

El primer ministro de Sri Lanka ha establecido un fuerte lazo con el presidente de la nación para implementar medidas que restrinjan aún más la libertad religiosa.

Noticias Cristianas - Nuevo primer ministro de Sri Lanka constituye la peor amenaza para los cristianos
Nuevo primer ministro de Sri Lanka constituye la peor amenaza para los cristianos

Conjuntamente de ser hermanos de sangre, Mahinda Rajapaksa se juramentó como primer ministro de la nación con el apoyo de Gotabaya Rajapaksa, el presidente; además logró todo el apoyo de religiosos budistas.

La llegada Mahinda al poder ha creado temor entre las comunidades de credos distintos en la nación, por ejemplo el cristianismo; quiénes corren grandes riesgos actualmente.

No es la primera vez que Mahinda se encuentra involucrado en la política, pues ya fue presidente de la nación en dos oportunidades, y esta vez su hermano al resultar ganador; lo eligió para que quedara al frente con él.

Fomentan la persecución religiosa

Los hermanos son de creencia budista, fomentan la persecución religiosa en el territorio forjando que el ejército sea un más estricto; ambos tienen historia criminal en lo que concierne a abusos de poder utilizando fuerzas militares.

El ministro Mahinda se caracterizó en su mandato por el dominio militar conjuntamente de autoritarismo; por otra parte Gotabaya, es el responsable de abusos de los derechos humanos, según señala Gospel Prime.

Según fuentes de la nación toda la familia está involucrada en la política; el hermano menor de ambos tiene su propio partido político fundado en las enseñanzas que le ha dado el Partido Comunista Chino.

En una ceremonia en un templo budista para ovacionar su triunfo como presidente, Gotabaya juró “protegerá la cultura y el patrimonio de Sri Lanka y proporcionará patrocinio estatal para salvaguardar la moral y las costumbres tradicionales”.

Promueven acciones violentas

Según Open Doors, quiénes son de procedencia cingalista, son budistas y no condescendientes con los cristianos; quiénes figuran una minoría en la nación.

“La situación sigue siendo incierta y los cristianos están en medio de una crisis religiosa y son ignorados en gran medida en sus derechos”, señaló Open Doors.

Los informes de la organización, señalan que los budistas usan las jornadas de evangelización para promover acciones violentas en contra de los cristianos bajo el pretexto de que “quieren cambiar su cultura nacional”.

La nación ocupa el puesto 30 en la Lista Mundial de Persecución 2020 de Open Doors.