Palestina informa la renovación de sus relaciones con Israel

Autoridades palestinas informaron este martes 17 de noviembre  que renovará los lazos civiles y de seguridad con Israel, que se rompieron hace seis meses en medio de los planes de Israel de anexionarse a la Ribera Occidental, acción que fue suspendida.

Palestina informa la renovación de sus relaciones con Israel
Palestina informa la renovación de sus relaciones con Israel

Tal decisión se llevó a cabo días después de que las elecciones presidenciales de EE.UU fueran ganadas por el candidato demócrata Joe Biden, quien Ramallah predice que demostrará más empatía con su causa que el presidente Trump. Los palestinos  rompieron todas las relaciones con la administración de Trump hace tres años.

De acuerdo a la agencia de noticias oficial de la WAFA, el anuncio se hizo después de que los palestinos recibieran garantías de contactos internacionales de que Israel cumpliría los acuerdos anteriores.

“En el contexto de las negociaciones [del presidente de AP] Mahmoud Abbas sobre el compromiso de Israel de firmar acuerdos con nosotros, y en base a los mensajes escritos y orales que hemos recibido, que prueban el compromiso de Israel, los lazos con Israel volverán al estado anterior”, indicó el Ministro de Asuntos Civiles de AP, Hussein al-Sheikh.

Responsables de las gestiones

La Comisión de Asuntos Civiles de Al-Sheikh es responsable de gestionar las relaciones con Israel. El ex ministro de la AP y confidente de Abbas trató de ver el regreso a la coordinación con Israel como una victoria para nuestra gran nación.

“Nuestra posición era clara: mientras existiera la intención de anexionarse, el liderazgo palestino se consideraba absuelto de sus acuerdos con Israel”, señaló al-Sheikh en medio de una entrevista con la televisión oficial palestina.

“Nos dirigimos al gobierno israelí -por escrito- en los últimos días, preguntando si todavía se adherirían a sus acuerdos con nosotros… hoy recibimos una carta del gobierno israelí diciendo que se comprometían con los acuerdos firmados con los líderes palestinos”, continuó al-Sheikh.

Grupos terroristas se pronunciaron

El grupo terrorista Hamas ha criticado fuertemente duramente la decisión de Ramallah, calificándola de “un ataque a los esfuerzos nacionales para construir la cooperación y una estrategia para combatir la ocupación, la anexión y la normalización y el Acuerdo del Siglo”. “Se produce tras el anuncio de miles de unidades de asentamiento en la Jerusalén ocupada”.

Por su parte el portavoz de Hamas, Hazem Qassem, cuyo grupo terrorista busca abiertamente la destrucción de Israel, destacó más tarde las declaraciones de al-Sheikh como una ira particular. Algunos aspectos de la coordinación de la AP con Israel, en particular la coordinación de la seguridad, son controvertidos entre los palestinos.

“Hablar en Ramallah por la Autoridad Palestina de victorias en su retorno a la coordinación es sólo para tratar a la opinión pública palestina como si fuera tonta”, comentó Qassim.

El movimiento Fatah de Abbas y Hamas han celebrado varias rondas de negociaciones en los últimos meses, dirigidas por el Secretario General de Fatah, Jibril Rajoub, en un intento de llenar los vacíos entre los movimientos palestinos rivales.

Fatah y Hamas han estado en conflicto desde 2007, cuando Hamas expulsó el movimiento Fatah de Abbas después de una sangrienta lucha por el control de la Franja de Gaza. Varios intentos de poner fin a la división de larga data en la política palestina han terminado sin éxito.

Relaciones comerciales

Especialistas consideraron en general que la última serie de negociaciones, que comenzó a mediados del verano, era un intento de agotar el tiempo antes de las elecciones en los Estados Unidos. Muchos predijeron que si Biden era elegido, Ramallah se alejaría de Hamas y trataría de arreglar las barreras con los Estados Unidos.

“Exigimos que la Autoridad Palestina retire inmediatamente esta decisión y deje de apostar por Biden y otros como él. La tierra no será liberada, ni se protegerán los derechos, ni se disipará la ocupación, excepto por la verdadera unidad nacional”, expresó Hamas.

La Jihad Islámica también criticó duramente la decisión de la AP, diciendo que podría poner fin a los esfuerzos para forjar la unidad palestina.

“Esto es un golpe contra todos los intentos de promover la cooperación nacional. Esta es una alianza con el enemigo”, dijo en un comunicado.

El rompimiento de los vínculos con Israel se produjo en mayo posteriormente de que Abbas anunciara que los palestinos ya no estaban vinculados por los acuerdos con Israel y los Estados Unidos, citando la intención declarada de Israel de anexionar partes de la Ribera Occidental. Abbas había hecho amenazas similares durante años para terminar con los lazos de seguridad con Israel, pero esta fue la primera vez que lo hizo.

Efectos de la decisión

La nueva decisión de estrechar la seguridad y la coordinación civil con Israel tuvo efectos de gran alcance: los pacientes de Gaza que necesitaban tratamiento médico urgente en los hospitales israelíes no pudieron obtener permisos para salir del enclave costero; decenas de miles de niños palestinos recién nacidos no pudieron obtener documentación oficial de Israel, que no recibió ninguna información de la Autoridad Palestina sobre su existencia.

La renovación de los lazos también significa que Ramallah volverá a aceptar los ingresos fiscales que Israel recauda en su nombre. Los llamados ingresos de liquidación constituyen alrededor del 60% del presupuesto de la AP. Ramallah había dejado de aceptar transferencias de impuestos de Israel a finales de mayo, también en protesta por la anexión.

Los salarios del sector público constituyen alrededor del 20% del PIB de la Ribera Occidental. Sin ellos, muchos residentes de Cisjordania han luchado por sobrevivir.

“Entramos en una enorme crisis financiera, y los que la soportaron fueron palestinos comunes y corrientes”, reconoció al-Sheikh el martes por la noche.

Estas zonas incluyen los asentamientos israelíes y el Valle del Jordán, una zona estratégica clave que constituye aproximadamente un tercio de la Ribera Occidental.

Los palestinos dicen que el plan de EE.UU. acabaría con las perspectivas de una solución de dos estados para su conflicto de décadas con Israel. En un enlace con el Primer Ministro Benjamin Netanyahu el martes, Biden expresó su apoyo al futuro de Israel como un Estado judío y democrático lo que implica su apoyo a una solución de dos estados.