UGANDA: Sacrifican un niño cristiano a satanás y su hermana es violada por un brujo

Medios de comunicación dieron a conocer las terribles prácticas llevadas a cabo por parte de brujos y  espiritistas diabólicos en Uganda,  siendo una de las más recientes donde sacrifican a un niño cristiano y violan a la hermana del menor.

Noticias Cristianas - UGANDA: Sacrifican un niño cristiano a satanás y su hermana es violada por un brujo
UGANDA: Sacrifican un niño cristiano a satanás y su hermana es violada por un brujo

De acuerdo a la información de medios locales, se trató de una niña de 13 años y su hermano de 11 quienes fueron secuestrados por una mujer radical y vendidos a un brujo.

Aparentemente las intenciones del practicante de la brujería eran sacrificar a los menores en un ritual satánico.

Poco después de entregar su vida a Cristo, Sulaiman Pulisi sufrió el secuestro de sus dos hijos menores de edad.

Según Morning Star News (MSN) asevera que la policía rescató a la hija del creyente a pocos días de casa de un brujo musulmán llamado Isifu Abdullah’s.

Sin embargo, se especula el niño de 11 años fue sacrificado durante un ritual dedicado a satanás, aunque se desconoce claramente el paradero de su cuerpo. La  adolescente de 13 años fue violada.

“Estamos de luto por nuestro hijo, que supuestamente fue sacrificado”, indicó Pulisi a Morning Star.

“Estamos de luto por mi hija, que ha sido utilizada como objeto sexual por el chamán musulmán”, agregó.

Vendidos a un brujo

Posteriormente las autoridades descubrieron a Sania Muhammad, una mujer musulmana que con la ayuda de otras dos personas había vendido los menores como venganza por la conversión al cristianismo del padre de las víctimas.

Oficiales de la policía sospechan que Abdullah ofrece sacrificios humanos como parte de sus prácticas satánicas.

El brujo y la mujer fueron arrestados por la desaparición del niño y están a la espera de juicio.

Cabe destacar que en Uganda existen cerca de 3 millones de brujos, espiritistas, curanderos, entre otras sectas diabólicas.

Ante tales prácticas se han vuelto vulnerables los niños, pues están siendo utilizados para ritos satánicos donde muchas veces son sacrificados.