Un pastor y su esposa son condenados a prisión por realizar actividades evangélicas en Irán

El Tribunal de Apelaciones de la República Islámica ratificó actualmente las sentencias del pastor Victor Bet-Tamraz y su esposa Shamiram Issavi, quienes fueron condenados a presión.

Noticias Cristianas - Un pastor y su esposa son condenados a prisión por realizar actividades evangélicas en Irán
Un pastor y su esposa son condenados a prisión por realizar actividades evangélicas en Irán

La pareja fue acusada de efectuar “actividades evangélicas”, “actuar contra la seguridad nacional estableciendo y dirigiendo iglesias caseras”.

El asunto contra el pastor Victor Bet-Tamraz y su esposa, Shamiram Issavi, se remonta a tres años. Pues se les pidió legalmente que se presentaran ante las autoridades de la prisión en un plazo de cinco días, según Puertas Abiertas.

Por participar en una iglesia doméstica

Seis años atrás, en medio de una fiesta de navidad, la opresión inició en la vida de la pareja. 10 oficiales vestidos de civil ingresaron en la casa del pastor y confiscaron muchos artículos personales, incluyendo Biblias, teléfonos celulares y documentos de identificación.

En el mismo juicio, otros 3 cristianos iraníes recién convertidos también recibieron largas sentencias.

Autoridades de la policía dijeron que asistían a una “reunión ilegal y no autorizada” y los obligaron a llenar formularios. Los grabaron explicando por qué se habían conocido.

Luego de varias horas de filmación e interrogatorio, los agentes detuvieron a Victor, Amin Afshar-Naderi y Kavian Fallah-Mohammadi y los trasladaron a la prisión de Evin, donde perduraron en régimen de aislamiento durante 65 días.

Sentenciados a presión

Al trascurrir 3 años los conversos fueron finalmente sentenciados junto con su pastor y un tercer converso, Hadi Asgari, en julio de 2017 fue encontrado culpable por su participación en “iglesias caseras”.

También la Sra. Issavi fue condenada a 5 años de prisión en 2018 por cargos de “pertenencia a un grupo para perturbar la seguridad nacional” y “reunión y colusión para cometer delitos contra la seguridad nacional”.

“El pastor Bet-Tamraz y Shamiram Issavi son inocentes de los cargos que se les imputan, pero como otros cristianos en su posición, fueron condenados por ejercer su derecho a la libertad de religión o creencia”, indicó Mervyn Thomas, presidente ejecutivo de Christian Solidarity Worldwide (CSW).

Derechos humanos

Con el pasar del tiempo, las organizaciones de derechos humanos han pedido reiteradamente un juicio justo para los cristianos iraníes.

Para febrero de 2017, cuatro periodistas independientes de derechos humanos de la ONU advirtieron de una grave discriminación contra las minorías religiosas iraníes. Solicitaron a las autoridades de la República Islámica,que se aseguraran de que los juicios de los ciudadanos cristianos fueran justos.

Cabe destacar que la constitución de la República Islámica sólo reconoce como minorías religiosas a los seguidores de las tres religiones: judaísmo, zoroastrismo y cristianismo. Sin embargo, ninguno de ellos, ni siquiera los musulmanes sunníes iraníes, pueden efectuar sus rituales en completa libertad.