Al final siempre vence el Poder de Dios

A pesar de la grandiosa bondad de la que somos testigos cuando andamos junto a Dios, no es menos cierto, que aún la maldad tiene muchos espacios ganados en este mundo terrenal.

Reflexiones Cristianas - Al final siempre vence el Poder de Dios
Al final siempre vence el Poder de Dios

Posiblemente estés pasando problemas que han sido originados por personas, que representan parte de esa maldad, personas que han querido, con sus malas intenciones hacerte daño.

Tal vez estén tratando de echar abajo tu negocio, tu hogar, tus hijos o tu matrimonio. Si es así, tengo palabras de ánimo para ti. Según Salmos 33:10, Dios hará nulo los planes de esas personas y frustrará sus maquinaciones. ¡El consejo de los impíos será frustrado, pero el consejo de Jehová permanece para siempre!

No olvides que si Dios es tu fortaleza en el tiempo de la intranquilidad, nadie podrá derrotarte.

Triunfarás sobre el problema

Reposa seguro y confiado, tú triunfarás sobre ese problema en su totalidad. Mientras tanto, concentra tu atención en el Señor, y los pensamientos del corazón de Dios llenarán consecutivamente tu corazón: «Cuando el justo habla, imparte sabiduría; con su lengua proclama la justicia. En su corazón habita la ley de su Dios; por eso sus pies nunca resbalan»; Salmos 37:30-31.

El consejo del Señor te dará estabilidad cuando todo a tu alrededor esté derrumbado. Las malas noticias no podrán quitarte la paz, pues los pensamientos de Dios se alzarán y reprenderán las malas noticias para que no echen raíces en tu corazón.

«El Señor anula los planes de las naciones; frustra las maquinaciones de los pueblos»; Salmos 33:10.

Oremos juntos: Señor, guárdame de malas intenciones de personas que quieren hacerme daño, para que no creen en mi resentimiento o ira si llegarán a ocurrir. Libra mi boca de mentiras o falsos testimonios y convierte mis acciones en obras para originar el bien a aquellos que me rodean. Amén.