¿Es pecado tatuarse? Mira lo que Dios dice de esto

Si eres un joven cristianos y deseas hacerte un tatuaje debes considerar que opina Dios acerca de esto. No obstante, creemos que deberías considerar sí, tatuarte es pecado.

Reflexiones Cristianas - ¿Es pecado tatuarse? Mira lo que Dios dice de esto
¿Es pecado tatuarse? Mira lo que Dios dice de esto.

Ciertamente, la biblia menciona los tatuajes una sola vez. En el libro de Levíticos 19:28 dice: «Y no haréis rasguños en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna. Yo Jehová».

Dios les dio este mandato a los israelitas porque no quería que fueran como los pueblos vecinos, que se grababan en la piel los nombres o símbolos de sus dioses (Deuteronomio 14:2). Aunque los cristianos no están bajo la Ley que Dios les dio a los israelitas; el principio tras este mandato merece consideración.

No obstante, esto deja claro que colocar tatuajes en nosotros, es en contra de un mandamiento directo del Señor. Sin embargo, 1 Corintios 10:23 dice: «Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica»; esto deja a tu criterio si hacerlo o no, pero igual debería preguntarte si eso le agrada a Dios.

De esta manera, si como joven creyente siente querer hacerte un tatuaje, acá encontrarás algunas preguntas muy directas. Tal vez estas preguntas te puedan resultar útiles.

1. ¿Glorificará ese tatuaje a tu Dios?

Reflexiones Cristianas - ¿Es pecado tatuarse?
¿Es pecado un tatuaje?

Primero, tendrás que preguntarte a ti mismo si hacerse un tatuaje puede realmente glorificar a Dios o no. ¿Cuál es el motivo real que hay detrás de hacerse un tatuaje? Aquí es donde sí podemos hacer mención del principio ético fundamental de Levítico: «No ser como las otras naciones». La persona que se tatúa su cuerpo, ¿lo hace para extender el Reino de Dios en el mundo o lo hace sólo para ir con el flujo de un mundo obsesionado por las apariencias superficiales, la moda y las tendencias? En la mayoría de los casos que conozco, esta última mentalidad es la que prevalece. Sin embargo, en Romanos 12:2 se nos llama a no conformarnos a este mundo.

2. ¿Qué dice tu conciencia?

Cuando Lutero se defendió en la Dieta de Worms, subrayó que él no iría en contra de la Palabra de Dios o de su conciencia. Si tu conciencia tiene algún escrúpulo con respecto al tema de los tatuajes, entonces definitivamente no debes tatuarte. Es pecado. Todo lo que no proviene de fe, dice Pablo, es pecado (Romanos 14:23). Si te haz hecho la pregunta sí, «¿Es pecado hacerte un tatuaje?» revela que tu conciencia no está en paz respecto a este asunto. Por lo tanto, no deberías tatuarte, pues si tuvieras cien por cien de paz y tranquilidad en tu alma sobre el tema; no necesitarías preguntarle a nadie.

3. ¿Va a ofender a otros creyentes que te tatúes?

Tus acciones, ¿beneficiarían o dañarían a los demás? ¿Van a bendecir u ofender? ¿Van a hacer bien o mal? El cristiano debe darse cuenta de que él (ella) ya no es de su propiedad. Él (ella) vive para el Señor y la iglesia. Si sospecho que un tatuaje puede alterar (perturbar o preocupar) a hombres o mujeres de Dios en mi congregación, entonces pongo mi amor por ellos antes que mis propios deseos y mantengo mi cuerpo limpio, sin tatuajes.

4. ¿Qué pensarán los no creyentes?

Y no sólo los cristianos deben pensar en los demás cristianos, sino en los no creyentes también. ¿Cómo van a reaccionar si me ven testificando de Cristo y también haciéndome un tatuaje? ¿No voy a ser piedra de tropiezo a ellos? ¿No van a pensar que soy un hipócrita? Después de todo, yo soy la Biblia que leen. La impresión que les voy a causar, ¿crees que será beneficiosa o perjudicial?

5. ¿Se tatuaría Jesucristo?

Y por último, pero no menos importante, aquí está la gran pregunta que subyace bajo toda la conducta y la moral cristiana: «¿Qué haría Jesús?» Si Jesús de Nazaret o Juan el Bautista o el apóstol Pablo vivieran en el siglo XXI, ¿de verdad crees que irían corriendo a la tienda de tatuajes para unirse a la última moda? Por alguna extraña razón, no lo creo.

¿Qué hago? ¡Ya tengo un tatuaje!

Reflexiones Cristianas - ¿Es pecado tatuarse?
¿Puedo tatuarme?

Si usted lo hizo mientras no conocía la voluntad de Dios y ahora anda en los caminos de Cristo Jesús, ¿Quién puede tirar la primera piedra? En otras palabras, usted no es el único que ha vivido una vida de constantes pecados y errores.

No permita que el Maligno le traiga condenación a su corazón, ni tampoco permita que ningún otro miembro de la congregación le ponga dudas de su salvación y redención. Cristo lo ama sin importar sus errores cometidos en el pasado.

Sin embargo, si usted hoy no tiene un tatuaje y se siente con los deseos de hacerlo, ¡NO LO HAGA! La Biblia nos advierte sobre pecar a sabiendas de lo que estamos haciendo.

«Si pecamos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios»; Hebreos 10:26-27.

CONCLUSIÓN

En el mundo cristiano puedes escuchar diferentes opiniones, pero ni aun eso debe ser tu guía para tomar decisiones, tu guía para tomarlas está en lo que Dios piensa. Si no eres cristiano y deseas hacértelo, nosotros te recomendamos que no te lo hagas.