En el camino del buen ejemplo

En muchas ocasiones pasamos por alto que las acciones son más apreciables que las palabras y que por ende si pregonamos con nuestro ejemplo, lograremos transmitir con mucho más fuerza el sentido de aquello que hacemos.

Reflexiones Cristianas - En el camino del buen ejemplo
En el camino del buen ejemplo

Las escrituras nos exhortan a eso, a ser imitadores de Dios, pero dando el ejemplo y siendo testimonio de su poder de transformación con nuestras obras y acciones, sacrificio y amor desprendidos, alejando de nosotros contiendas, rencor y todos aquellos malos sentimientos que nos alejan de honrar al Señor.

Las Escrituras nos enseñan que el premio del Señor, lo logran todos aquellos que mediante el buen fruto, conducen a sus hermanos a los senderos de Dios: «Porque ni de oriente ni de occidente, Ni del desierto viene el enaltecimiento. Mas Dios es el juez; A éste humilla, y a aquél enaltece»; Salmos 75:6-7.

Buen ejemplo

Ten presente transitar por el camino del buen ejemplo. Se consciente de tus comportamientos y17 de la manera en que tus acciones actuales son reflejo de la persona que Dios quiere que seas para contigo y para otros.

No olvides que sólo podremos ser dignos imitadores del Señor en la medida en que seamos instrumento del Señor para servir a otros y acercarlos a Su camino.

Decídete hoy ser un imitador de Dios

«Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante»; Efesios 5:1-2.

Oremos juntos: Señor, deseo imitarte, seguir tu ejemplo y convertirme en un modelo que sirva a otros en su progreso. Dame conocimiento para tomar las decisiones adecuadas y de esa forma ser con mis dones y capacidades instrumento de tu acción y plan en la vida de los que me rodean. Amén.