El malinterpretado arte de orar

Estoy convencido de que la oración es una de las artes más malinterpretadas de la experiencia humana. La oración no es solo una actividad, un ritual o una obligación, Ni es rogar a Dios que haga lo que nosotros queremos que Él haga. Es una comunión y una comunicación con Dios que toca Su corazón. Cuando usted entienda los principios del arte de orar, usted comenzará a comunicarse con Dios con poder, gracia y confianza.

La oración fue diseñada para ser uno de los aspectos más emocionantes en la vida de fe. Tiene el poder de transformar vidas, cambiar circunstancias, dar paz y perseverancia en medio de las pruebas, altera el curso de las naciones y gana el mundo para Cristo.

El poder de la oración es herencia del creyente. Mi meta es desmitificar la oración para que los creyentes puedan hacer uso de lo que por justicia es de ellos en Cristo.  Mi planteamiento es muy práctico. Está basado en las claras enseñanzas de la Palabra de Dios y en los treinta años de experiencia personal en los cuales he  aprendido, por gracia de Dios, cómo orar y recibir respuestas a mis oraciones. Sé lo que es luchar con la oración.

Por consiguiente, puedo entender el dolor de la oración no contestada que muchos cristianos están experimentando que usted puede estar experimentando ahora mismo. No obstante, debido a que he aprendido y probado las verdades de la oración, también conozco el gozo de su cumplimiento. He llegado a conocer muchos de los obstáculos que impiden que la oración sea contestada, así como también muchos de los principios de la oración efectiva. Estos principios no están ocultos. Son accesibles con facilidad para que usted comience a practicar la oración.

Dr. Myles Munroe