¡No temas! Esfuérzate y sé valiente

Muchos conocemos de esa palabra esfuerzo, pero ¿sabes realmente qué es esforzarse? Muchos creyentes hablan de esto, pero como jóvenes sabemos que es difícil esforzarse, incluso cuando no es imposible.

Reflexiones Cristianas - ¡No temas! Esfuérzate y sé valiente
¡No temas! Esfuérzate y sé valiente

Dios nos dejó en la palabra muchos ejemplos de personas esforzadas, pero hay algo mas; quizás el sacrificio de llegar cansado del trabajo para la iglesia, no es solo hacerlo y luego decir: «bueno, pero yo me esfuerzo, soy un joven activo».

No obstante, nos dejamos llevar tanto por simples palabras, por cosas tan vanas como lo es solo hacer un sacrificio que quizás nos pega de alguna forma, pero no en la forma que Dios quisiera.

¿Qué demanda Dios de mi?

De este modo, Dios demanda mucho de nosotros, somos el futuro y el ejemplo de los que vienen detrás de nosotros ¿Te has puesto a pensar cuántos niños te observan a diario? ¿Cuántos de ellos pensaran que eres su ejemplo?, pues si, aunque pueda el enemigo hacerte creer que no vales nada y que no puedes ser ejemplo; en Cristo no es así.

Dios demanda de ti búsqueda, arrepentimiento y ser un ejemplo para otros, porque son tres cosas con las que podrás avanzar en el camino. No importa que tanto puedan criticarte, tu esfuerzo está cuando al final de tus sacrificios vas a los pies de Jesús y puedes decirle honestamente todo lo que en el día estuvo mal en ti.

Igualmente, puedes disculparte. Antes de hacer algo malo, piensa en el ejemplo que como cristiano estás dando, ese es el esfuerzo que Dios desea.

Porque no es solo ir cansado de tu trabajo a servirle al señor y luego quejarte no es simplemente por estar en todos los evangelismos a los que la iglesia convoque ¡Esfuérzate más allá de tus límites!

Moisés: Sin temor se esforzó y fue usado por Dios

Si conoces la historia de Moisés sabes que el no era bueno con las palabras y que hablar no era su fuerte. Sin embargo, se dejó usar y sin temor se esforzó sin importarle que era de poco habla.

También se esforzó al ir constantemente ha hablar con el faraón aún sabiendo que el corazón de este se endurecía cada día. Moisés llevo al pueblo de Dios años por el desierto y cada día debía esforzarse de manera diferente. Aún teniendo la responsabilidad de líder y guía del pueblo, constantemente hablaba con Dios poniendo sus fuerzas en él.

Si no conoces la historia de Moisés te invito a conocerla.

Esforzarte está en la tu ser. Si se puede, no es imposibles solo porque seas joven, Moisés también lo era, el rey David era un joven cuando se volvió rey, Entonces, no es tu edad es el espíritu que Dios ve en ti.