¿Qué sucede cuando peco una y otras vez?

En algún momento en  nuestras vidas,  le hemos fallado a Dios en el hecho de cometer un pecado y pedir perdón; y luego de esto, estamos constantemente cometiendo el mismo pecado una y otra vez.

Reflexiones Cristianas - ¿Qué sucede cuando peco una y otras vez?
¿Qué sucede cuando peco una y otras vez?

Muchas veces debido que  volvemos a ser lo mismo una y otra vez  por lo cual ya le habíamos pedido perdón a Dios, nos hace sentir culpables y avergonzados, pero esto nos hace llegar al punto en creer que Dios no, nos va a perdonar  o tomar la decisión de alejarnos de él.

Lo primero que debemos hacer es NO DARNOS POR VENCIDO, porque cuando llegamos a darnos por vencidos empieza a pensar que no tienes perdón, y también ocurre el caso donde la persona comienza a sentirse bien con el pecado, y así esto nos lleva a alejarnos más de Dios hasta que dejamos de arrepentirnos, así nuestra mente se cauteriza y dejas de sentir esa alerta que te avisa cuando estás haciendo algo mal.

Así que, si aún te sientes mal cuando pecas significa que el espíritu santo te está  redarguyendo o convenciendo de tu pecado, este es el momento oportuno en nuestras vida de arrepentirnos y dejar nuestros errores atrás.

“Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio”; Juan 16:8.

No olvidemos que Dios puede perdonarnos, pero dejar esto atrás es una decisión personal y es nuestra responsabilidad alejarnos del pecado y lo que me lleva a pecar.

No crear el ambiente

A veces conocemos exactamente, donde y quienes nos llevan a pecar. Pagar el precio, debemos sacrificar todo por nuestra salvación y por Jesús; alejarnos de los lugares e amistades que nos pueden llevar a esto, y recordar que la fidelidad de Dios es más grande que nuestra infidelidad; y niega así tu propio deseo.

“Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno”; Mateo 5:29-30

La diferencia entre un cristiano y un no cristiano, es que nosotros como creyentes reconocemos nuestros pecamos, lo confesamos, nos arrepentimos y nos apartamos de él.

Lo que debes hacer es:

  • Arrepentirnos y confesar el pecado: Dios no le importa cuál fue tú pecado, solo que te arrepientas y seas valiente para alejarte de eso.

No olvides Dios no rechaza un corazón arrepentido (Salmos 51:17)

  • Aceptar el perdón de Dios: Muchas veces pensamos que no merecemos el perdón de Dios y decimos que nuestro pecado ha sido tan grande que es imposible que pueda perdonarnos

Cree y ten fe de que Dios te va  a perdonar (2 Crónicas 7:14)

  • Aléjate de la tentación: suelta todo aquello que te lleva a pecar, alejarse de situaciones o lugares.

Es mejor agradar a Dios y tenerlo en primer lugar (Juan 16:33)

Dios sabe qué le vamos a fallar lo que nos demanda es que vayamos siempre con un corazón arrepentido a su presencia y podamos confesar le que hemos cometido un error, Dios le dijo a pedro que el perdón es infinito para aquellos que realmente le buscan.  (Mateo 18:21-22)