Hay que convertirse de lo malo que hay en nuestras vidas, a lo bueno que hay en Dios

Deja tus comentarios