Corea del Norte es bombardeada pero esta vez con Biblias

Una de las imágenes más comunes es  ver  la amenaza del dictador Kim Jong-Uno, en bombardear a Estados Unidos. Pero su nación también viene recibiendo un tipo de bombardeo.

Jung Kwang-il, uno de los muchos cristianos que huyeron del gobierno norcoreano, que masacra a los seguidores de Cristo. Fundador del ministerio No Chain, ha venido usando globos para enviar pendrives con versiones digitales de la Biblia desde la frontera del lado surcoreano. Desde un área abierta en la provincia de Gyeonggi, tiene el viento a su favor  para “bombardear” a los norcoreanos con la Palabra de Dios.

El líder cristiano detalla que los lanzamientos son sumamente estudiados ya que dependen de condiciones climáticas muy específicas. Todo su trabajo lo realiza con donaciones de cristianos, sobre todo de los Estados Unidos. “Nos aseguramos por el GPS que todos los globos cayeron en el área del monte Kumgang“, explica Jung. “Este lanzamiento será  el último para el año. Porque la dirección del viento debe cambiar”.

Luego  de ser condenado a tres años en un campo de prisioneros de Corea del Norte por un crimen que no cometió, tomo la decisión de huir y arriesgo la vida atravesando a pie a corea del sur. A partir de ese momento ha intentado de todas maneras ayudar a sus compatriotas a conocer la verdad.

Además de las Biblias digitales, los pendrives atados a los globos que tienen noticias de la televisión surcoreana y testimonios de desertores norcoreanos. Los globos de helio son la forma más económica de realizar esta hazaña ideológica, pero también utilizan turistas y drones para descargar el material.

Jung cree que a través de esta iniciativa puede lograr resultados e inflamar al pueblo norcoreano por cambios, como sucedió en la llamada “primavera árabe” para el, los residentes de Corea del Norte no tienen información. “la gente no sabe realmente en qué situación se encuentra… queremos acabar con la ignorancia”.

Supuestamente estimaciones, cerca del 10 % de la familias de Corea del Norte poseen un ordenador en casa, pero cerca de la mitad de los habitantes de la zonas urbanas tienen algún tipo de reproductor de medios portátiles hecho en china. Según  la Misión Puertas Abiertas, unos 70.000 cristianos están sufriendo en campos de trabajo forzados en corea del Norte por no haberse negado a la fe.

Deja tus comentarios