Corea del Norte sentencia a muerte a quien tenga una biblia

Tan solo por poseer una biblia se procederá a dar una sentencia a muerte, siendo un lugar donde los creyentes practican su fe en secreto. Corea del Norte  es conocida como el lugar más opresivo de la tierra para los cristianos.

Si los atrapan con una Biblia, es una sentencia de muerte. Sin embargo, aun así están dispuestos a arriesgar sus vidas todos los días para llevar la palabra de Dios a las manos de un cristiano de Corea del Norte que nunca ha tenido una Biblia. Eso es lo precioso que es para ellos. Es una buena noticia“, comentó Brewer.

Sin embargo, Brewer cree en unos 300,000 cristianos allí, alrededor de 70,000 fallecen en campos de prisioneros brutales donde fueron atrapados practicando su fe.

Brewer y su equipo acabando de regresar de la zona desmilitarizada, donde trabajaron fuertemente para compartir la palabra de Dios mediante el contrabando de Biblias al otro lado de la frontera.

el trabajo que realizamos para compartir el evangelio, es muy secreto. Pero les diré lo siguiente: distribuimos Biblias porque esa es la mayor necesidad. Nos hemos enfocados en el objetivo de distribuir 100 mil Biblias lo antes posible”. Comentó Brewer a CBN News.

Además están contrabandeando computadoras que tiene un plan de estudio de la universidad bíblica para capacitar a plantadores de iglesias y futuros pastores. Él comenta que sus esfuerzos están transformando vidas.

Estuve en el ejército de Corea del Norte en Pyongyang y trabajé en estaciones de radio de monitoreo de comunicaciones. Escuché por primera vez sobre Dios en la radio“, dijo Paul.

Pablo cuenta que descubrió que había un Dios, que tuvo un hijo, Jesús, que murió por sus pecados. Para ese entonces, casualmente su familia había planeado irse de Corea del Norte. Entonces se fue con su padre, su madre, su hermana y su hermano.

Brewer dijo: “Todo esto está en la agenda de Dios. Todo esto es parte del plan de Dios y esto es en el tiempo de Dios, para ver a Corea del Norte venir a Jesucristo”.

De este modo Brewer y su equipo continúan comprometidos orando por Corea del Norte.

Deja tus comentarios