Crecer en Espíritu y carácter

Nada alcanza expresar a otro hermano que progrese si él primero no busca el progreso que viene de Dios. Escuchas que cuando se evangeliza a las personas, las mismas responden: “para ser como fulano que va a la iglesia, mejor no soy nada”. En oportunidades ellos tienen la razón, porque como cristianos, dejamos considerablemente que desear a nuestro alrededor, hemos perdido nuestro carácter y nuestra moralidad.

Se puede imaginar por ejemplo de una manera sencilla: Un día me encontraba en una tienda y en aquel lugar había un aviso que decía ropa a mitad de precio, gran cantidad de las prendas exhibidas se observaban con manchas. Numerosas veces participamos en actos deshonestos, comenzamos pleitos y mal entendidos, nos envolvemos en cosas no agradables, de manera que manchamos nuestra personalidad como cristianos y quedamos reducidos a mitad de precio como el ejemplo antes expuesto. De manera que damos lugar a que las personas que no son cristianas sigan diciendo, “para ser como fulano, mejor no soy nada.

Deja tus comentarios