¿Cuál es la misión de la iglesia en tiempos de crisis y por qué es importante?

Muchas de las veces es válido hacer la pregunta: «¿Cuál es la misión de la iglesia en este tiempo de crisis?«. De igual modo la iglesia es parte del plan de Dios para el hombre, preestablecido incluso antes de la fundación del mundo.

¿Cuál es la misión de la iglesia en tiempos de crisis y por qué es importante?
¿Cuál es la misión de la iglesia en tiempos de crisis y por qué es importante?

Continuamente, la Iglesia ha enfrentado desde su fundación constantes desafíos, persecuciones y amenazas. De esta forma, no hablamos de iglesia como denominación específica sino, como el cuerpo de Cristo.

De esta manera, ¿cuál es la misión de la iglesia en tiempos de crisis?

En la biblia, Jesús dijo: «Edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella». (Mateo 16:16)

La iglesia es parte del plan de Dios para el hombre, incluso antes de la fundación del mundo. Sin embargo, su propósito principal se refiere a Cristo.

De esta forma, el término «iglesia», en el original griego, significa «llamado». Por consecuencia, se trata de un grupo de ciudadanos que son llamados a salir de sus hogares para reunirse con un propósito.

Al contrario de lo que muchas veces se cree, la iglesia no es un lugar. La iglesia está formada por personas que juntos conforman el cuerpo de Cristo. Así mismo, estas personas se reúnen en un lugar para adorar a Dios juntos.

Finalmente, entendemos que la iglesia ha sido diseñada con el propósito de ir en contra del mundo, para cumplir una determinada misión. Luego, como parte de la revelación de la voluntad de Dios, se identifica a la iglesia como el cuerpo de Cristo.

Las crisis y vicisitudes nos acercan a Dios

Esto, se nos fue revelado con el nacimiento de Jesús, cuando llegó la «plenitud de los tiempos» de Dios y el mundo conoció el amor divino perfecto.

A través de Cristo, la biblia nos habla de que se formó un nuevo hombre y con una Iglesia nació con él. De este modo, nos convertimos en el cuerpo de Cristo, «y cada miembro esta vinculado a todos los demás» (Romanos 12:59)

Por lo tanto, la misión principal de la Iglesia es promover la edificación de los santos de Dios. Seguidamente, un miembro edifica y bendice al otro, contribuyendo así el crecimiento.

Igualmente, la misión de la iglesia también está en buscar almas, y allí se basa la importancia de la firmeza de la iglesia en su misión. Billy Graham dijo en un momento: «La biblia no les dice a los pecadores que vayan a la iglesia, pero si ordena a la iglesia que vaya tras los pecadores».

¿Qué debemos hacer ante la crisis?

Por último, hemos aprendido que, por muy fuertes que sean los ataques del enemigo, las puertas del infierno no prevalecerán contra aquellos que forman parte del cuerpo de Cristo.

Sin embargo, debemos permanecer unidos como un mismo cuerpo, resistiendo juntos todo ataque del enemigo de nuestras almas. Este es el momento, de reconocer que el Espíritu Santo es nuestro mejor instructor y nuestra guía es la palabra de Dios.

«Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino», (Salmos 119:105)