Cuando Dios calla ¿Dónde está la calma?

Cuando Dios calla ¿Dónde está la calma? Durante el camino, podemos llegar a sentir que Dios nos ha dejado. Que no está. Que estamos solos. Y cuanto cuesta creer cuando no vemos. A veces, Dios permite desiertos para enseñarnos, para formarnos y hacernos crecer.

Cuando no encontramos la calma es porque no estás encontrando a Jesús. Sin embargo, Jesús siempre ha estado desde el primer resplandor del día hasta que la luna brilla durante la noche. Cuando Dios calla ¿Dónde está la calma? ¡Jesús necesita que descanse en Él!

En los desiertos más oscuros, donde terminamos entendiendo más de Él; donde terminamos sintiendo su calma en medio de cualquier tempestad. ¡Búscale, espera y cree!