Cuando le entregues a Dios tus temores y tus miedos, él se encargará de poner paz y tranquilidad en tu corazón

Deja tus comentarios