¿Sabías que la biblia habla acerca de la purificación de la mujer después de dar a luz?

Muchas veces surgen preguntas sobre la biblia, Dios, Jesús y su historia. Así mismo que surge la curiosidad de si ¿Sabías que la biblia habla acerca de la purificación de la mujer después de dar a luz?

Curiosidades Bíblicas - ¿Sabías que la biblia habla acerca de la purificación de la mujer después de dar a luz?
¿Sabías que la biblia habla acerca de la purificación de la mujer después de dar a luz?

Pues, si no lo sabias es así. La biblia hace referencia a la cantidad exacta en la que una mujer debe durar en purificación luego de dar a luz; esto según el sexo del bebé. Sin embargo, actualmente se mantiene de forma parecida, y lo vemos cuando una mujer luego de traer una vida al mundo es común que su ginecólogo le indique 40 días de «abstinencia sexual» (o cuarentena).

Levíticos 12:1-8 hace referencia a todo esto. Nos damos cuenta que la conversación inicia entre Dios y Moisés, la cuál le ordena decirle a los hijos de Israel una serie de estatutos.

«Habla a los hijos de Israel y diles: La mujer cuando conciba y dé a luz varón, será inmunda siete días; conforme a los días de su menstruación será inmunda»; Levíticos 12:2.

Dato importante

Una vez cumplido el tiempo de purificación de una mujer, deberá llevar un cordero de un año para un holocausto («Una vez cumplido su período de purificación, sea que haya tenido un niño o una niña, tomará un cordero de un año como holocausto, y un pichón de paloma o una tórtola como sacrificio expiatorio, y los llevará al sacerdote, a la entrada de la Tienda de reunión»Levíticos 12:6)

BASE BÍBLICA: Levíticos 12:1-8

  1. El Señor le ordenó a Moisés
  2. Que les dijera a los israelitas: Cuando una mujer conciba y dé a luz un niño, quedará impura durante siete días, como lo es en el tiempo de su menstruación.
  3. Al octavo día, el niño será circuncidado.
  4. La madre deberá permanecer treinta y tres días más purificándose de su flujo de sangre. No tocará ninguna cosa santa, ni irá al santuario, hasta que termine su período de purificación.
  5. Si da a luz una niña, la madre quedará impura durante dos semanas, como lo es en el tiempo de su menstruación, y permanecerá sesenta y seis días más purificándose de su flujo de sangre.
  6. Una vez cumplido su período de purificación, sea que haya tenido un niño o una niña, tomará un cordero de un año como holocausto, y un pichón de paloma o una tórtola como sacrificio expiatorio, y los llevará al sacerdote, a la entrada de la Tienda de reunión,
  7. quien los ofrecerá ante el Señor. Así el sacerdote hará propiciación por la mujer, y la purificará de su flujo de sangre. Esta es la ley concerniente a la mujer que dé a luz un niño o una niña.
  8. Pero, si no le alcanza para comprar un cordero, tomará dos tórtolas o dos pichones de paloma, uno como holocausto y el otro como sacrificio expiatorio. Así el sacerdote hará propiciación por la mujer, y ella quedará purificada».