¡Dios te quiere libre!

Dios te quiere libre y por esa razón dio a su único hijo con el fin de salvarte y hacerte libre.

Libre de tu pecado, libre de tu pasado, libre del desánimo y brindarte amor. Amor que sin duda alguna, Dios muestra todos los días en tu vida.

Dios te ha hecho libre, y agregará en tu vida gracia, amor, justicia, fe y todo lo bueno; lo agradable, lo perfecto porque eso es Dios.