Donald Trump se reúne con líderes religiosos

La invitación fue imprevista. Alguno de los predicadores y pastores y otros líderes religiosos, que habían venido a escuchar los puntos de vista del gobierno sobre asuntos que les importaban, les gusta conocerlos en persona.

Y cuando se presentaron, el Presidente Trump les saludó calurosamente. “Ahora este es un grupo que tiene el poder real”, señalo. “Tienen poder con Dios”.

Luego la multitud se reunió alrededor del presidente. Algunos le impusieron una oración que llevó al participante recordando el episodio del Pastor Tony Suárez, a notar como si “la unción del Espíritu Santo estuviera en esa habitación”.

Entre las personas que estaban más cerca del presidente se encontraba la predicadora del evangelio de Florida, paula White; Tim Cliton, jefe de una asociación nacional de consejería cristian; y el avangelista Rodney Howard-Browne, nacido en Sudáfrica, que es conocido por presidir servicios de adoracion en su mega-iglesia en Tampa, Florida.

“Cuando alguien como Robert Jeffress o Jerry Falwell Jr. Dice “Este es el presidente más fiel que hemos tenido”, tienen razón”, comenta John Fea, profesor de historia estadounidense en el Mesías de Pennsylvania . “Ningún otro grupo de pastores evangélicos ha tenido tal acceso”.

El 1 de septiembre, algunos miembros del grupo  regresaron a la Oficina Oval  cuando el presidente declaró el Día Nacional de Oración por las víctimas del Huracán Harvey. El pastor de Texas, Robert Jeffress, mando otra bendición por la que se ponía de manos, que arrojó a Trump como un salvador nacional.

“Padre, te agradezco que tengamos un presidente… que cree en el poder de la oración”, dijo. “Este país ha sido dividido amargamente durante décadas y décadas, y ahora nos da un regalo, el Presidente Donald Trump”.

Deja tus comentarios