EE.UU: Tras ser golpeado brutalmente en el colegio, niño queda en coma

El pasado febrero de este año Henry Sembdner de 12 años de edad que fue brutalmente golpeado en un pasillo de la escuela, despertando cinco días después.

Sembdner sufrió heridas graves en la cabeza presuntamente por otro estudiante en la escuela secundaria Kenyon Woods en South Elgin, Illinois.

Henry quien cursa séptimo grado, quedó con varias fracturas faciales y sangrado en el cerebro, se puso en un coma inducido en el hospital. Se despertó y continuó mostrando signos de mejora cada día hasta que los médicos le permitieron regresar a casa, una de las primeras cosas que dijo e inesperado para su madre fue: tengo hambre, esta tonta y pequeña frase alegro a sus padres dándoles indicios de que el pequeño se repondría sin tener secuelas graves de lo que vivió.

 “Verle en el hospital, todas esas fotografías. Es tan triste, es horrible”, expreso uno de los amigos de Henry a ABC News.

La comunidad se unió en torno a Henry y su familia. Los compañeros del niño le enviaron mensajes con el hashtag #HenryStrong. Sabiendo que Henry era un amante del baseball y fan de los Chicago Cubs, sus amigos llevaron camisetas de este equipo en honor a su amigo.

La lamentable noticia de lo sucedido llegó a oídos del jugador de los Cubs Anthony Rizzo, quien afirmo que en apoyo a Henry le invitaba a una práctica de bateo y a un juego cuando despertara. La familia de Henry estaba conmovida con todo el apoyo.

El bullying afecta a personas de todas las edades, pero los estudiantes son quienes viven este terrible problema a diario.

A Henry se le permitió regresar a casa con sus padres y hermanas.

No obstante los corredores del colegio convendrían ser un lugar seguro con cero tolerancias al bullying, la historia de Henry Sembdner es una trágica prueba de que precisamos hacer algo más sobre el bullying.

Deja tus comentarios