“El Salmo 23 me llenó de fortaleza” afirma niña que quedó huérfana.

Se trata de Dukashini una niña de 12 años originaria de Sir Lanka. La joven perdió a su madre en un terrible ataque terrorista a la iglesia cristiana donde concurría. Ya sin esperanza, la pequeña halló una Biblia, e hizo del Salmo 23 su promesa de vida.

El día del ataque además de su iglesia, resultaron afectadas tres más y unos hoteles que también fueron bombardeaos.  A partir de ese momento muchas personas han sido arrestadas en Sri Lanka. Los extremistas autores del asesinato correspondían a grupos islámicos radicales militantes, y muchos tenían vínculos con ISIS.

La madre de Dukashini murió frente a los ojos de la pequeña, y su padre, Prashant, quien es un humilde jornalero de Sri Lanka, quedó a cargo de sus cuatro hijos. Pese a que trabaja duro, en temporadas de lluvias no hay nadie que lo contrate para trabajos de construcción, él se esfuerza por brindar sustento al hogar.

Como su padre es analfabeto, Dukashini le leía libros. En una de sus lecturas, se encontró con la Biblia de su progenitora. Todas las noches iniciaron con una constante búsqueda de la Biblia en memoria a su fallecida madre. El tiempo transcurrió cuando algo sobrenatural pasó: el Salmo 23 selló su corazón.

“El Señor es mi pastor y nada me faltará, es mi parte favorita. Es mi texto de vida porque me dio consuelo en medio de mi dolor», cuenta Dukashini. La fe de su madre quedó plasmada en el corazón de su hija, recordándonos que la semilla de la Palabra, tarde o temprano germina y da fruto.