En China a pesar del coronavirus siguen destruyendo iglesias

A pesar de todo lo que ha sucedido con el coronavirus, en China, siguen destruyendo las iglesias y continúan la persecución a los cristianos. Además, con los chinos obligados a dar grandes recursos para reprimir la propagación de COVID-19.

En China a pesar del coronavirus siguen destruyendo iglesias
En China a pesar del coronavirus siguen destruyendo iglesias

Sin embargo, se puede pensar que con la situación del coronavirus las propagaciones de coronavirus, la persecución a los cristianos acabaría. Al contrario, tristemente la persecución continúa.

Del mismo modo, el cierre de las iglesias para evitar el contagio y la propagación de coronavirus ha sido una oportunidad clave. De este modo, el gobierno comunista saqueen santuarios y despoje a los centros de culto de su simbolismo cristiano.

El pasado 13 de marzo, y con todos los residentes en aislamiento, una iglesia del condado de Guoyang; le despojaron de su cruz a plena luz del día.

A pesar de que generalmente esta iglesia reúne a 40 personas en su servicio dominical; las autoridades anunciaron el cierre nacional al dirigirse a la iglesia y quitar la cruz mientras estaba vacía.

A principios de esta semana, Bob Fu de China Aid compartió imágenes impactantes de cómo una iglesia en la ciudad de Yixing, Jiangsu, fue arrasada.

«La persecución religiosa continúa incluso en medio de #WuhanVirus», escribió Fu.

Según International Christian Concern, «La mayoría de las iglesias del país, clandestinas o aprobadas por el estado, se han reunido en línea desde que comenzó el cierre».

Sin embargo, existe el temor de que en cualquier momento el gobierno chino prohíba las reuniones virtuales a penas el tema del coronavirus empiece a calmarse.

Hasta la fecha, China registró casi 81,000 casos confirmados de la enfermedad COVID-19, con 3.139 muertes.

La enfermedad, que tuvo su origen en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, ha provocado casi 11.868 muertes en todo el mundo.