Génesis 27:1-15

Jacob obtiene la bendición de Isaac

  1. Isaac estaba ya muy viejo, y se había quedado ciego. Un día llamó a Esaú, su hijo mayor, y le dijo: –¡Hijo mío! –Dime, padre –contestó Esaú.
  2. –Ya ves que estoy muy viejo –dijo Isaac–, y un día de estos me puedo morir.
  3. Por eso quiero que vayas al monte con tu arco y tus flechas para cazar algún animal.
  4. Prepara luego un guisado sabroso, como a mí me gusta, y tráelo para que yo lo coma. Entonces te daré mi bendición antes de morir.
  5. Pero Rebeca estaba oyendo lo que Isaac le decía a Esaú. Por eso, en cuanto este se fue al monte a cazar algo para su padre,
  6. ella dijo a Jacob, su hijo menor: –Mira, oí que tu padre estaba hablando con tu hermano Esaú, y que le decía:
  7. ‘Caza algún animal, prepara un guisado sabroso para que yo lo coma, y te daré mi bendición delante del Señor antes de morir. ‘
  8. Así que, hijo mío, escucha bien lo que te voy a decir:
  9. Ve a donde está el rebaño, y tráeme dos de los mejores cabritos; voy a prepararle a tu padre un guisado sabroso, como a él le gusta.
  10. Tú se lo vas a llevar para que lo coma, y así te dará a ti su bendición antes de morir.
  11. Pero Jacob le dijo a su madre: –Mi hermano tiene mucho pelo en el cuerpo, yo no.
  12. Si mi padre llega a tocarme y me reconoce, va a pensar que me estoy burlando de él; entonces haré que me maldiga en lugar de que me bendiga.
  13. Pero su madre le contestó: –Hijo mío, que esa maldición recaiga sobre mí. Tú haz lo que te digo y tráeme esos cabritos.
  14. Jacob fue por los cabritos y se los trajo a su madre. Ella preparó entonces un guisado sabroso, como a Isaac le gustaba,
  15. sacó la mejor ropa de Esaú, su hijo mayor, que estaba guardada en la casa, y se la puso a Jacob, su hijo menor.