Génesis 30:36-43 / 31:1-6

  1. Luego se fue con este rebaño del lugar donde estaba Jacob, a una distancia de tres días de camino. Jacob, por su parte, siguió cuidando las otras ovejas de Labán.
  2. Cortó ramas verdes de álamo, almendro y castaño, y las peló para que se pudieran ver rayas blancas;
  3. luego puso las varas, ya peladas, frente a los rebaños, en el lugar donde tomaban agua. Allí era donde los machos se unían con las hembras, y como lo hacían delante de las varas, sus crías nacían rayadas, manchadas y moteadas.
  4. (TEXT OMITTED)
  5. Entonces Jacob las apartaba y las ponía frente a los animales rayados y negros del rebaño de Labán. Así Jacob fue formando su propio rebaño, separándolo del rebaño de Labán.
  6. Cada vez que los animales más gordos se unían para tener crías, Jacob ponía las varas en el lugar donde tomaban agua, de manera que pudieran ver las varas en el momento de unirse;
  7. pero cuando venían los animales más flacos, no ponía las varas. Por eso los animales más flacos eran para Labán, y los más gordos eran para Jacob.
  8. De esa manera Jacob se hizo muy rico y llegó a tener muchas ovejas, esclavos, esclavas, camellos y asnos.

Génesis 31:1-6

  1. Pero Jacob supo que los hijos de Labán andaban diciendo: ‘Jacob ha tomado todo lo que era de nuestro padre, y con eso se ha hecho rico.’
  2. También Jacob se fijó en que Labán ya no lo miraba con buenos ojos, como antes.
  3. Entonces el Señor le dijo a Jacob: ‘Regresa a la tierra de tus padres, donde están tus parientes, yo te acompañaré.’
  4. Jacob mandó llamar a Raquel y a Lía, para que vinieran al campo donde estaba él con sus ovejas,
  5. y les dijo: –Me he dado cuenta de que el padre de ustedes ya no me trata igual que antes; pero el Dios de mi padre siempre me ha acompañado.
  6. Ustedes saben muy bien que yo he trabajado para su padre lo mejor que he podido,

Deja tus comentarios