El gobierno de China golpea la fe de los cristianos

Durante la semana pasada, China dijo que reduciría los límites de los períodos presidenciales, permitiendo efectivamente que el actual presidente, Xi Jinping, sirviera indefinidamente.

Actualmente Xi Jinping, está terminando su primer mandato de cinco años, uno que no es particularmente positivo para los cristianos del país.

En el periodo de su mandato, un gobierno provincial fue participe en una campaña para eliminar las cruces de las iglesias y Xi sugirió que las religiones que no se ajustaban a los ideales comunistas amenazaban al gobierno del país y, por lo tanto, debían volverse más “orientadas hacia China”. “En el otoño pasado, el partido comunista fue a los hogares cristianos en la provincia de Jiangxi,y procedió a quitar por la fuerza docenas de símbolos cristianos de las salas y reemplazarlos con imágenes de Xi”.

El pasado mes de febrero, el gobierno atropello a la comunidad cristiana con más restricciones. Bajo estas regulaciones, los grupos religiosos deben obtener la aprobación del gobierno para cualquier tipo de actividad religiosa, incluido el uso de un hogar personal para una práctica religiosa, la publicación de materiales religiosos, llamarse pastor o estudiar teología.

El gobierno aceptó la “peor versión posible de las restricciones, dijo Fenggang Yang, director del Centro de Religión y Sociedad China de la Universidad de Purdue. El gobierno podría haber sido más pragmático en su enfoque y lo trató como un “problema de gestión social”

“Pero estas restricciones no lo son”, dijo. Va a ser muy difícil o imposible implementar o hacer cumplir las restricciones”.

Sin embargo, Yang se unió al productor asociado de medios digitales Morgan Lee y al editor en jefe Mark Galli para asi analizar las raíces de las actitudes antirreligiosas del gobierno, cómo los cristianos están hablando en contra de los límites del mandato reciente y el incipiente movimiento de misiones chino.

Deja tus comentarios