Hombre pasará tres meses caminando con una cruz en los hombros «fue un llamado de Dios»

El estadounidense Acie Burleson, de 34 años, salió de Carolina del Sur el 11 de marzo cargando una cruz de madera que él mismo construyó y está siguiendo hacia el Gran Cañón en Arizona. 

Serán 3.113 km de caminata, usando caminos secundarios, en una peregrinación que, según Burleson, fue una dirección dada por el propio Dios.

En una entrevista con Fox News, Burleson declaró que fue llamado por Dios para compartir las buenas nuevas del evangelio y decir a la gente para «orar y estar listas para la venida de Cristo».

Para su viaje, Burleson lleva una carpa para poder descansar, pero varias personas lo reciben en sus casas o iglesias, ofreciendo abrigo para que él pueda cumplir la meta de viaje.

En sus cuentas, debe llegar al Gran Cañón en tres meses. Cuando llegue allí, él no sabe con certeza qué hará, pero ya tiene varias historias de milagros para contar.

Una de ellas es sobre una mujer que pasó en un coche por él, hizo la vuelta y volvió a su encuentro llorando, saliendo del carro y diciendo que buscaba un lugar para matarse, pero vio la cruz que Burleson cargaba y se acordó de Jesús. Otras personas aún paran sus coches y piden oración.

 

Deja tus comentarios