Iglesias están salvando la vida de madres y bebés en Togo

La alta tasa de mortalidad entre los recién nacidos en Togo está relacionada con una combinación de factores, incluyendo complicaciones en el embarazo y el parto, infecciones, enfermedades y desnutrición. 

Uno de cada 20 bebés no llega a completar el primer año de vida. Sin embargo, las iglesias están desempeñando un papel vital en revertir esta estadística devastadora.

La misión Compassion está ayudando en el ofrecimiento de maternidades que pueden, literalmente, significar la diferencia entre la vida o la muerte de las madres y sus bebés. A través de los proyectos de «Supervivencia Infantil», Compassion está trabajando con iglesias para cambiar esto, mejorando el acceso de mujeres embarazadas a exámenes prenatales y asistentes de parto entrenados.

Las madres togolesas también reciben información que puede salvar vidas, como cuidados básicos de salud, higiene, alimentos nutritivos y agua potable.

Además, los obreros entrenados en las iglesias están a disposición para proporcionar orientación, apoyo y orientación espiritual a las familias.

Justin Dowds, que lidera la Compassion en el Reino Unido dice que «La pobreza tiene un impacto devastador en las posibilidades de supervivencia de un niño y su desarrollo a largo plazo. Para evitar que las mujeres y los bebés mueran innecesariamente, necesitamos alcanzarlos temprano-antes incluso de que los bebés nacen y apoyar a las mujeres”.

Al mismo tiempo, Koffi Ahonon, de la Compasión Togo, dijo que trabajar con el equipo local en las iglesias era fundamental para generar «una red más amplia de apoyo», donde las madres pueden aprender a hacer buenas elecciones para sí y para sus hijos.

 

Deja tus comentarios