INDIA: Pastor es golpeado y atropellado por grupo extremista

Extremistas hindúes golpearon bestialmente a un pastor en la India, antes de atropellarlo con sus motocicletas, mientras ridiculizaban su fe cristiana.

Luego de dejar a su hijo de 5 años en la escuela esa mañana, el pastor Isaac Paulose, de 48 años, fue golpeado por 10 nacionalistas hindúes armados con postes de bambú y una gruesa cadena de metal con un pesado candado. Los atacantes pasaron las cinco bicicletas sobre él, fracturando una de sus costillas, según informes del Pastor Uttar Kumar Deep de la Iglesia CEA (Asambleas Evangélicas Cristianas) a Morning Star News.

De acuerdo con Deep, el pastor Paulose se encontraba en el automóvil cuando un nacionalista hindú se le aproximó en una motocicleta, lo detuvo y le indicó que se marchara.

“Sin darse cuenta de sus intenciones y sin la menor sospecha, Isaac se fue”, expresó Deep. “De repente, otros se unieron al motociclista y todos comenzaron a golpear a Isaac con troncos de bambú y una cadena y comenzaron a atacarlo”.

Culpándolo de “convertir personas”, lo golpearon con palos de bambú y una gruesa cadena de metal con un candado sujeto al extremo. Lo arrinconaron y lo ridiculizaron, desafiándolo a que continuara convirtiendo personas.

Los agresores amenazaron con matar al pastor y luego se fueron burlándose de su fe cristiana.

“Cuando yacía en el suelo, casi inconsciente, usaron sus bicicletas, cinco de ellas, una tras otra, pasaron sobre él, lo hirieron aún más y le rompieron una costilla”, explicó. “Lo despreciaron y lo provocaron, ordenándole que invocara el nombre de Jesús. Además amenazaron con matarlo si continúa ‘convirtiendo’ a la gente”, agregó.

Los extremistas desertaron solo después de que la población local notó la agresión y acudió en ayuda de Paulose. El líder cristiano fue trasladado de urgencia a un hospital donde se sometió a dos cirugías en su mano izquierda, que sufrieron múltiples fracturas.

“Recibió dos puntos de sutura en la parte posterior de la cabeza y uno en la frente”, señaló Isaac. “Una de sus costillas está fracturada, por lo que los médicos dijeron que no se puede hacer nada y que necesitará descansar lo suficiente para que la costilla se cure sola”.

Hemant Lal, un líder cristiano de Bhopal, expresó que Paulose es un hombre honorable por sufrir en nombre de Cristo.

“La condición del hermano Isaac era muy mala cuando fue llevado a Bhopal”, señaló Lal a Morning Star News. “Me impresionó su fe. Me dijo que no tenía miedo y que habría dificultades para hacer la obra del Señor, pero que estaba feliz de haber sufrido por el nombre de Jesús”.

Las autoridades policíacas de Sehore presentó un Primer Informe de Investigación contra agresores no identificados, de acuerdo con el Código Penal de la India, por intimidación criminal, daño, restricción injusta y daño voluntario. Luego agregaron una sección sobre el intento de asesinato.

La Ley de Libertad Religiosa de 2019 de la India, aprobada por 8 de los 29 estados del país, prohíbe la conversión religiosa como resultado de la fuerza o la inducción. Quienes infringen la ley de conversión religiosa forzada enfrentan entre tres y siete años de prisión.

De acuerdo con la ley, las conversiones religiosas «forzadas» son aquellas que ocurren bajo tergiversación, fuerza, influencia indebida, coerción, inducción, matrimonio u otros medios fraudulentos.

No obstante, los críticos de esta legislación dicen que estas leyes a menudo son utilizadas por los radicales hindúes de manera abusiva para perseguir a los cristianos y otras minorías religiosas. Han surgido numerosos informes de grupos extremistas y policiales contra cristianos con el reclamo de “conversión por la fuerza, fraude o fascinación”.

En declaraciones a la agencia cristiana Morning Star News, Deep indicó que Paulose no está involucrado en conversiones forzadas.

“Tales incidentes no deben sucedernos; somos personas que amamos la paz”, dijo Deep. “No somos violentos, y acusar a alguien de conversión forzada sin ninguna razón y prueba no es algo bueno».

India se encuentra en el décimo lugar en la lista de Puertas Abiertas de países donde es más difícil vivir como cristiano.