Interpretar en vista de posibles intervalos de tiempo.

Cuando los profetas proclamaban el mensaje de Dios. Frecuentemente desconocían que fuera a haber un intervalo de tiempo entre los cumplimientos proféticos. “En tales pasajes, cuando el consagrado escritor vislumbró los sucesos en su época, los veía a lo lejos en el tiempo como cimas de una cadena montañosa, sin percatarse de los valles del tiempo que hay entre estas. Esto ocurre especialmente en lo concerniente a los sucesos del primer y segundo avivamiento de Cristo”. Cuando un profeta colocaba varios sucesos uno al lado del otro en su mensaje, aquello no significaba necesariamente que el cumplimiento ocurriría al mismo tiempo o que un cumplimiento seguiría inmediatamente al otro.

Por ejemplo, Zacarías habló del primer advenimiento de Cristo, cuando vendría “justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno” (9:9). Esto fue cumplido en la entrada triunfal a Jerusalén. Pero acto seguido, el profeta continuo diciendo que el Mesías reinaría sobre toda la tierra, lo cual no se cumplirá hasta su segunda venida. Es muy poco probable que Zacarías supiera que el cumplimiento de sus dos afirmaciones estaría separado por varios miles de años.

Los mismo ocurre con los otros profetas. Isaías dijo que Cristo vendría “a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vender a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos… a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová” (Is. 61:1-2). El mismo Jesús interpreto este pasaje en Lucas 4:16-21, al indicar que estas palabras se referían al ministerio de su primer advenimiento. De hecho, Jesús interrumpió su lectura en medio de una  frase y comentó que estas palabras se estaban cumpliendo en aquel preciso instante. Pero el pasaje de Isaías sigue, y habla de “el día de venganza del Dios nuestro”, el cual habla de actividades de su segundo advenimiento. ¿Se imaginaba Isaías un intervalo de miles de años entre estas dos oraciones? Probablemente no.

Este fenómeno de abreviación se da muchas veces en los profetas y revela intervalos en el cumplimiento profético. Daniel 9:24-27, contiene un intervalo que es crucial para obtener una adecuada interpretación de la profecía. Desde luego, solo en el progreso de la revelación de Dios podemos ver tales intervalos de tiempo entre los cumplimientos proféticos.

Paul. N. Benware. Profesor de la División de Estudios Bíblicos de Philadelphia Biblical University

Deja tus comentarios