Israel ofrece ayuda al Líbano luego de la trágica explosión de Beirut

Israel dio a conocer que está dispuesto a ofrecer ayuda al Líbano tras la terrible explosión ocurrida en Beirut. Pese a ser enemigos en tiempos de guerra, Israel expresó en una declaración de su presidente que “comparte el dolor del pueblo libanés”.

Noticias Cristianas - Israel ofrece ayuda al Líbano luego de la trágica explosión de Beirut
Israel ofrece ayuda al Líbano luego de la trágica explosión de Beirut

El pueblo de Israel está haciendo a un lado las diferencias y conflictos con el Líbano para ofrecer ayuda humanitaria a la nación tras la catastrófica explosión del pasado martes, que causó destrucciones en Beirut, acabando con la vida de más de 100 personas e hiriendo a miles.

“Compartimos el dolor del pueblo libanés y sinceramente tratamos de ofrecer nuestra ayuda en este difícil momento”, dijo el presidente israelí Reuven Rivlin.

Ayuda para el Líbano

Por su parte, la oficina del Primer Ministro Benjamin Netanyahu expresó que instruyó al jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Israel a hablar con el Coordinador Especial de la ONU para el Proceso de Paz de Oriente Medio, Nickolay Mladenov, para discutir cómo el estado judío puede auxiliar al Líbano.

“Israel se ha acercado al Líbano a través de la defensa internacional y los canales diplomáticos para ofrecer ayuda humanitaria médica al gobierno libanés”, indicaron el Ministro de Defensa Benny Gantz y el Ministro de Relaciones Exteriores Gabi Ashkenazi en una afirmación conjunta.

Pese a que Israel y el Líbano son enemigos en tiempos de guerra, las Fuerzas de Defensa de Israel señalaron que “este es el momento de trascender el conflicto”.

Se estima que el Líbano no aceptará la oferta de ayuda de Israel. Mientras tanto, Irán (otro enemigo de Israel) igualmente se ha ofrecido a ayudar.

Antecedentes

El Líbano es hoy sede del grupo terrorista Hezbolá, respaldado por el Irán, contra el que Israel libró una sangrienta guerra en 2006.

Ya es conocido las tensiones entre Israel y Hezbollah han elevado en los últimos días después de que las Fuerzas de Defensa Israelíes indicaran que habían frustrado un intento de infiltración en el grupo terrorista. Hezbollah niega que sus hombres estén involucrados en el suceso, pero amenazó con atacar al estado judío posteriormente de que dijo que uno de sus combatientes murió en un ataque aéreo en Siria el mes pasado.

La explosión mató al menos a 100 personas y más de 4.000 resultaron heridas. Los funcionarios de la Cruz Roja libanesa esperan que el número de víctimas aumente. La explosión golpeó un río de 10 kilómetros, derrumbando silos, edificios y todo lo que encontró en el camino.

Investigación en curso

Aún no está claro qué causó la explosión en el puerto, que parece haber sido inducida por un incendio. La televisión local informó primeramente que un almacén de fuegos artificiales estaba involucrado.

El Ministro del Interior, Mohammed Fahmi, comentó a una cadena de televisión local que la explosión fue causada por la detonación de más de 2.700 toneladas de nitrato de amonio que estaban almacenadas en un almacén del puerto después de haber sido confiscadas a un buque de carga en 2014.

Los declarantes informaron haber visto una nube naranja de lo que parecía ser gas de dióxido de nitrógeno tóxico después de la explosión.

Tragedia se suma a la crisis de la nación

La tragedia llega en un momento en que el Líbano está en completa agitación. La explosión que destruyó casas y edificios dejará a muchos libaneses sin hogar mientras que la nación está al borde del colapso económico. Miles de ciudadanos no tienen trabajo ni ahorros debido a la devastadora crisis monetaria.

Los ciudadanos han estado organizando protestas masivas desde la segunda mitad del año pasado, solicitando cambios políticos esenciales, pero la crisis económica sólo ha decaído.

El puerto donde tuvo lugar la explosión es donde el Líbano importa casi todos sus bienes vitales. Coexiste la inquietud de que se agrave la escasez de alimentos y las estimaciones sugieren que alrededor del 85% del grano del país se almacenaba en los silos ahora devastados.

El primer ministro del Líbano indicó el martes que los responsables de la explosión “pagarán el precio”.

Deja tus comentarios